SHARE

Hay trabajos que engordan, y unos más que otros. Eso han demostrado varios investigadores que llevaron a cabo un estudio que demostraba que hay gente que gana peso cuando comienza su vida laboral.

 Las razones son diferentes según el tipo de empleo. Hay trabajadores que cuando comienzan a trabajar se estresan y eso les hace comer más, otros por ejemplo pasan la jornada laboral sentados frente a un ordenador o atendiendo al público, esa falta de movilidad también hace que engorden, señala Raquel Martín de Forbes Magazine.

Los trabajos que más pueden aumentar el peso son, agente de viajes, abogado o juez, trabajador social, profesor o artista. No son oficios parecidos, por tanto las razones por las que estas personas engordan en sus respectivos trabajos serán diferentes. Por ejemplo, un abogado o un juez tiene la responsabilidad de la justicia, por ello puede que al sufrir estrés ingiera más alimentos. En cambio el agente de viajes seguramente pase mucho tiempo sentado atendiendo a gente y no se mueva demasiado. Los profesores o los trabajadores sociales seguramente tengan mayor movilidad, pero al pasar muchas horas atendiendo gente o enseñando, tengan el hábito de comer fuera de casa. El oficio del artista es en cambio más versátil, así que pueden ser multitud de razones las que hagan que estos trabajadores ganen peso.

Para remediar el ganar peso en el trabajo, os damos unos consejos para mantener un tipo de vida más saludable y dinámica.

1. Intenta ir andando a trabajar. Y si está muy lejos, utiliza las escaleras en vez del ascensor. Piensa diferentes formas en las que puedas hacer algo de ejercicio en tu vida diaria.

2. Lleva comida preparada de casa. Así sabrás que ingredientes has empleado y cuantas grasas estás comiendo. Además ahorrarás dinero.

3. Cuidado con comer entre horas. Es verdad que trabajar abre mucho el apetito, pero cuando quieras picar algo, intenta que sea sano. Una pieza de fruta o un pequeño bocadillo traído de casa es lo ideal.

4. Olvídate de los refrescos con cafeína o energéticos. Además de mantenerte despierto, esas bebidas incluyen altos contenidos de azúcar. Lo mejor es no tomarlas, pero si alguna vez bebes alguna, pídela sin azúcar.