SHARE

Es posible ascender de categoría sin besar por donde pisa tu jefe. Vale que la mayoría de las veces, las personas que sí lo hacen, agilizan el proceso, pero sólo puede llegar a ser beneficioso en un primer momento.

Toda causa tiene su efecto y terminará volviéndose contra ti si caes en la tentación, señala Cristina Romero en Forbes Magazine.

¿Por qué? Muy sencillo, si acostumbras a tu superior a tener constantemente a alguien que le baile el agua, el día que dejes de hacerlo te pasará factura. Sin embargo, si nunca lo has hecho, no tendrá consecuencias negativas para ti.

Trabaja, esfuérzate y da lo mejor de ti. Son las únicas herramientas que necesitas para crecer profesionalmente.

Te damos cinco consejos para que veas la cima más cerca a base, únicamente, de tus propios méritos:

Si te contratan es porque han visto en ti actitudes para el puesto. Nadie regala nada, han confiado en ti, así que paga con la misma moneda y se una persona competente.

La comunicación es esencial (en cualquier ámbito de la vida). Las relaciones personales se vienen abajo si no existe comunicación entre la pareja, ¿no? Pues lo mismo ocurre en un trabajo. Aprende a transmitir con palabras lo que haces.

La paciencia es la madre de la ciencia y la constancia la única capaz de demostrar(te) lo mucho que vales. Los logros no se consiguen en un día y si trabajas a diario verás la recompensa.

Dicen que todo se lleva mejor con positivismo. La suerte atrae a la suerte. Bien, pues vamos a ejercitar nuestra mente para quedarnos siempre con lo positivo de cualquier movimiento que hagamos. Si te equivocas no pasa nada, somos humanos. ¿Lectura que has de hacer? Por haberte equivocado has aprendido algo que antes desconocías.

Ve construyendo tu vida poco a poco, quien mucho corre pronto para.

AMIGO-JEFE