SHARE

El grupo ecologista Greenpeace ha realizado un informe en el que acusa a algunas de las marcas de ropa infantil más conocidas de que sus productos contienen tóxicos nocivos para la salud.

Adidas, American Apparel, Burberry, Chelsea, Disney, GAP y Primark son las marcas que ha señalado Greenpeace afirmando que algunos de los productos de estos contienen sustancias tóxicas que, aunque no son perjudiciales para la salud, piden que se retiren del mercado como medida de precaución.

En el informe titulado “A little story about the monsters in your closet” los activistas muestran su especial preocupación por los trabajadores de las fábricas donde se elaboran los productos de estas marcas, ya que pueden verse expuestos a niveles nocivos de estas sustancias tóxicas.

Entre las sustancias que se han detectado encontramos etoxilatos de nonilfenol (NPE), que tiene el potencial para acumularse en el cuerpo y afecta a las hormonas, así como productos químicos utilizados para suavizar plásticos.

Algunas de estas toxinas afectan negativamente a los sistemas reproductivo e inmunológico junto con los fungicidas químicos presentes en los calcetines, zapatos y ropa deportiva.

Primark, una de las empresas afectadas, ha afirmado a través de un comunicado que está trabajando “para eliminar los productos químicos en el proceso de producción. Tenemos una política de gestión de sustancias químicas rigurosa en las fábricas que cumple íntegramente con la legislación de la UE”.

MARCAS-GREENPEACE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here