SHARE

El lanzamiento de las Google Glass creó muchas expectativas, pero también algunas dudas.

Entre ellas, la de cómo adaptar este ingenio a las gafas graduadas, algo que inicialmente no se podía hacer, pero que ahora sí es posible gracias a unas monturas especiales fabricadas en titanio, destaca Javier Pastor en Xataka.

Google ha lanzado al mercado cuatro monturas distintas que están preparadas para poder funcionar como Google Glass pero que también aceptan las lentes correctoras. El precio de cada una de estas monturas es de 225 dólares.

La llamada “Titanium collection“ se ha diseñado por la propia Google, y en todos los modelos se ha apostado por la ligereza y unas monturas delgadas. La responsable del diseño, Isabelle Olsson, indica que “cuando entras en una tienda de gafas tienen miles de estilos, pero si comienzas a clasificarlas te das cuenta de que en realidad hay solo entre 6 y 8 estilos que la gente lleva puestas“.

Como revelan en Google, estas monturas son solo un accesorio: no hay cambios en Google Glass a nivel tecnológico. De hecho, están concebidas para ser utilizadas con Google Glass, y no tiene mucho sentido usarlas sin este dispositivo, ya que sin ese miniordenador no son cómodas, según sus creadores.

Además de las monturas Google comercializará dos gafas de sol con Google Glass incorporado, que tienen un diseño menos futurista que el original. Un esfuerzo importante de Google a la hora de adaptar estas gafas a todo tipo de usuarios, sin duda.

GOOGLEGLASS-MEDIDA