SHARE

De ser un país emisor de migrantes, el Perú ha comenzado a recibir trabajadores extranjeros de una manera significativa, hecho que algunos ven con recelo y que para otros supone elevar la competitividad del mercado laboral del país.
Por Vicente Sanchez, analista de INCompany.

 Lo que es indudable es que la llegada de extranjeros para trabajar en Perú se trata de un fenómeno que recién empieza y que, en la medida en que la economía siga creciendo, se fortalecerá en los próximos años.

Es una de las consecuencias de la globalización. Según el informe Migración 2013 de la Organización de las Naciones Unidas, este año hay en el mundo 232 millones de personas viviendo fuera de su país de origen. Los migrantes habían aumentado 13% entre 1990 y el 2000, mas entre el 2000 y el 2013 lo hicieron en 32%.

Complementando esta información, un estudio de PwC indica que entre los ejecutivos, la movilidad creció 25% en la última década y se estima que lo haga en un 50% a 2020. A ello contribuye que el 71% de los jóvenes profesionales del mundo está buscando tener experiencias laborales fuera de su país. “Hoy los mejores talentos están preparados para ir detrás de oportunidades, sin importar quién y dónde las ofrecen”, indica el informe de PwC.

Los mayores receptores de migrantes prácticamente siguen siendo los mismos: encabeza la lista Estados Unidos, seguido por europeos como Rusia, Alemania o Inglaterra y algunos países petroleros más Canadá y Australia. Lo novedoso es el surgimiento de nuevos polos de atracción de trabajadores como China, Malasia, Corea del Sur, Brasil y otros países emergentes entre los cuales empieza a asomar el Perú.

Según el informe de la ONU, este 2013 hay asentados en el Perú 105.000 extranjeros luego de que aumentaran 4,3% entre el 2000 y el 2013. Es apenas el 0,3% de la población peruana, muy por debajo del promedio de Sudamérica (1,3%) y de hecho, uno de los países de la región con menos población foránea.
Claro que las cosas están cambiando en los últimos dos años y ese 4,3% de incremento en la llegada de migrantes durante los últimos 13 años nos ha puesto en el mapa mundial de los países atractivos para residir.

Atrayendo a profesionales
“Lo que está atrayendo a algunos españoles al Perú es el dinamismo del mercado peruano, junto con el déficit de profesionales cualificados que existe en determinadas áreas”, sostiene Luis Martí Álvarez, consejero Económico y Comercial de España en el Perú. Y lo que señala Martí que atrae a los españoles, explica bien lo que resulta atractivo del Perú para profesionales de otras partes del mundo.

Rosario Almenara, vicepresidenta de Lee Hecht Harrison – DBM Perú, indica que si la migración ha aumentado hacia el Perú es por la evolución de la economía, por la globalización y por el crecimiento de algunos sectores económicos que ofrecen nuevas oportunidades laborales y demandan perfiles profesionales más especializados.

“Esta mayor presencia de profesionales extranjeros se evidencia principalmente en empresas multinacionales, en compañías nuevas que están viniendo al país -varios de sus profesionales son del país de origen-, y en empresas pertenecientes a sectores económicos altamente especializados y con altos niveles de tecnología.

Almenara menciona que en los sectores Minería e Hidrocarburos se observa una mayor presencia y diversidad en cuanto a procedencia de profesionales extranjeros, debido al nivel de especialización del sector, por la alta demanda de nuevos profesionales, y por las propias necesidades del ciclo de cada proyecto y de la operación del negocio.
A esos dos sectores, Rafael Zavala, gerente general de Laborum, añade Energía. “Esos tres sectores son altamente especializados y como la oferta de profesionales es limitada, son un polo interesante de atracción para migrantes”, dice.
Pero, -agrega Zavala- al Perú también están llegando profesionales con años de experiencia para puestos de alta dirección, otros con altas calificaciones académicas y personal joven para posiciones más operativas. Para todos ellos, otro factor importante es el de los ingresos.

Así también lo considera Juan Lizárraga, managing director de Experis Peru, la firma reclutadora de talento perteneciente al grupo Manpower. “El Perú es de los mercados más atractivos porque los salarios alcanzan niveles internacionales y el costo de vida todavía es bajo”, precisó.
Lizárraga añade otros dos factores para la llegada de foráneos: la facilidad para integrarse a la sociedad dado que el peruano tiende a ser amable con el extranjero; y la crisis por la que atraviesan países como España que provoca que sus profesionales busquen empleo en el exterior.

No somos los únicos
A pesar de todas esas razones, no se crea que el Perú es el destino favorito. Lizárraga indica que en Colombia, Chile y en general en toda Latinoamérica se está dando el mismo fenómeno.
Un informe del diario Expansión de España da cuenta que Alemania y los países nórdicos como Noruega siguen siendo los grandes imanes para los trabajadores de Europa debido a sus condiciones económicas, fiscales, salariales y la cobertura de la seguridad social. Los altos ingresos y las facilidades tributarias atraen del Medio Oriente y, para el caso de los españoles, Latinoamérica gusta por idioma y cultura. Dentro de Latinoamérica las preferencias se las están llevando Chile y Colombia, detrás de ellos viene el Perú.

Para la red mundial de head hunters Cornesrstone International, más del 50% de ejecutivos del mundo está dispuesto a trabajar fuera de su país, y en el 2012, Chile fue el país que más importó y exportó ejecutivos.

Buena o mala
Pero aunque el Perú no sea un mercado favorito sino uno recién incipiente, la llegada de profesionales extranjeros ya se nota en el mercado laboral peruano. Juan Lizarraga, de Experis Perú, afirma que solo en el primer trimestre del año su firma ha colocado unos cien profesionales en empresas que operan en el Perú, “todos altamente calificados. Las empresas están pidiendo un perfil profesional determinado y si no lo encontramos en el mercado nacional, buscamos postulantes del exterior”, aclara.

El headhunter dice que se trata de un fenómeno que empezó hace unos cinco años y se acentuó en los últimos dos años.
“Algunos dicen que le quitan el puesto al trabajador peruano, pero no es así, más bien enriquecen al trabajador local, traen buenas prácticas, know how, y eso se transmite. El trabajador peruano se beneficiará y también las empresas que los contratan”, sostiene Lizarraga.

Rosario Almenara, de Lee Hecht Harrison – DBM Perú, añade que los extranjeros ofrecen experiencia y formación como mentores, lo que es muy importante para las empresas y para los propios profesionales peruanos. “El haber vivido otras experiencias les permite ver y evaluar muchas situaciones desde una perspectiva diferente. La diversidad es crucial y eso suma en las organizaciones”, afirma.

¿Deben sentirse amenazados los profesionales peruanos? Almenara responde que sí, pero enseguida añade que ello debe ser visto desde una perspectiva positiva: Es importante porque reta a los profesionales peruanos a ser mejores, a que se esfuercen a competir, y a ver oportunidades en esas posibles amenazas.

No faltan los críticos. Desde los colegios profesionales de Ingeniería y Arquitectura han recomendado que no se validen los títulos de los profesionales extranjeros, en particular de los españoles, debido a que España no reconoce los de las universidades peruanas.
Con todo, los expertos recomiendan que de ninguna forma debe pensarse en acotar la llegada de extranjeros, pues debe tenerse en cuenta que –como ya se ha dicho- el principal motivo de llegada es por la escasez de mano de obra calificada en varios sectores de la economía peruana.
Un estudio de Apoyo Consultoría lo confirma: muchas empresas se están viendo afectadas porque la oferta de profesionales está desvinculada de la demanda en cantidad y calidad, siendo ello más notorio en minería, vivienda, mecánica metalúrgica e industrias alimentarias, entre otros sectores.

“No se trata solo de escasez de mano de obra, lo que hemos visto es que más que eso, han crecido las exigencias para cada puesto. Las empresas cada vez buscan colaboradores más calificados y con una serie de requerimientos para contratar gente especializada para cada puesto”, advierte Rafael Zavala, de Laborum.
De cualquier forma, es claro que el mercado laboral peruano se ve beneficiado con la llegada de profesionales foráneos.

¿Y cómo les va?
Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática, INEI, en el 2012 ingresaron al Perú 41.892 extranjeros con calidad migratoria de trabajador, lo cual significo un crecimiento de 17% respecto a los del 2011. Respecto a la evolución en el 2013, el INEI ha indicado que durante el primer semestre la llegada de trabajadores aumentó 9,7% respecto al mismo período del 2012.

La mayor parte del flujo de trabajadores hacia el Perú proviene de Chile y Colombia con 16% y 14% del total, respectivamente; se disputan el tercer lugar los españoles y los argentinos, con un mayor ritmo de crecimiento de los hispanos y que, además, son los más notorios debido a la crisis económica que atraviesa la península ibérica.
“A diferencia de otros países, por lo general, en Perú reciben bien al extranjero que llega con una buena formación”, aseguró hace poco al diario español El País Belén Muñoz Sánchez, copropietaria de un nuevo restaurant en Miraflores y formada en administración de empresas en Esade, al igual que su socio español.
En el reportaje, los españoles en Lima alaban las oportunidades que ofrece el mercado peruano y lo fácil de la adaptación, lamentando solo la ausencia de reglas en las pistas de Lima.

Países que importan cerebros y emprendedores
El gobierno de Canadá ha implementado un nuevo plan para recuperar empleo y a la vez, hacer que la inversión en empresas sea mayor, con la ayuda de un nuevo visado de trabajo especial para emprendedores que permitirá crear una empresa junto a un permiso de residencia permanente, además de dar varias opciones en ayudas para que la empresa pueda empezar.

Evidentemente lo que el gobierno de Canadá está buscando es ante todo creación de empleo, pero también que Canadá se convierta en un foco de nuevas empresas, un papel que hasta ahora se ha llevado principalmente zonas de EE.UU. como Silicon Valley en California, Nueva York o Seattle.

Visados especiales para emprendedores
No es un nuevo modelo de visados. En Reino Unido o en EE.UU., hay una larga trayectoria de emprendedores que han conseguido crear grandes empresas. No olvidemos que por ejemplo HP, Apple o Dell empezaron con muy poco. Existe una proposición de ley llamada Startup Visa que aunque es diferente a la propuesta canadiense, intenta que talento extranjero llegue a EE.UU. creando así trabajos y un mayor crecimiento económico.

La Startup Visa estadounidense se diferencia en que hay que conseguir que una empresa consiga capital dentro de EE.UU. para que el emprendedor pueda conseguir un visado de estancia, pero es temporal, aunque podría convertirse en un visado permanente tras dos años de actividad.

¿Es crucial para un país un sistema de este tipo? Desde el lado económico permite mayor presencia internacional. Emprender no es fácil y en muchas ocasiones se falla. No hay vergüenza en fallar, la hay en no intentarlo. Leyes más permisivas y que eliminen innecesaria burocracia para la creación de pequeñas empresas, junto a la posibilidad de que personas fuera del país logren visados para competir localmente pueden crear una nueva generación económica, recuperación de puestos de trabajo y mejorar la imagen de un país a nivel global.
El caso de Canadá o de EE.UU. ayuda a que muchos jóvenes con buenas ideas puedan salir y crecer fuera.

Startup Chile
Start-Up Chile es un programa creado por el Gobierno de Chile, ejecutado por Corfo vía InnovaChile, que busca atraer emprendedores de alto-potencial cuyas startups están en etapas tempranas para que vayan a Chile y utilicen al país como plataforma para salir al mundo.
La meta final del programa es convertir a Chile en el polo de innovación y emprendimiento de América Latina; esta es una misión compartida con el Gobierno de Chile y uno de los focos del Ministerio de Economía.
En 2010 cuando el programa se encontraba en su etapa piloto, atrajo a las primeras 22 startups de 14 países, otorgándoles capital y una visa de trabajo por un año para desarrollar sus proyectos durante seis meses en el país. Además, se les facilita el acceso a redes de capital y redes sociales.

Seis millones de cerebros
Seis millones de profesionales extranjeros. Ese es el ambicioso número que la Secretaría de Asuntos Estratégicos (SAE) del gobierno brasileño le puso a su nueva estrategia de atracción de cerebros, relata Camilla Costa para la BBC de Brasil

Y no se trata de inmigrantes sin grado universitario, sino de profesionales altamente calificados que puedan satisfacer la demanda actual de la economía brasileña, la primera de América Latina y séptima del mundo.
El número, los seis millones de cerebros, es una estimación a la que llegaron tras varios estudios y encuestas con expertos, compañías y el público.
En Brasil hay, dicen los expertos, un “apagón de mano de obra”: está entre los países con menor proporción de inmigrantes en la población. Los extranjeros representan actualmente el 0,2% de la población. Y con la incorporación de seis millones en los próximos años, este porcentaje se elevaría a aproximadamente a 3%.
La demanda vendría, sobre todo, de los sectores de la ingeniería y la salud.
No obstante, los sindicatos temen que traer mano de obra perjudique la fuerza de trabajo nacional; que, según ellos, es suficiente en términos de números, pero necesita reconocimiento y calificación.

De acuerdo con la encuesta sobre escasez de la consultora internacional Manpower Talent, realizada en 2012, Brasil es el segundo país en tener problemas para cubrir vacantes, detrás de Japón. La falta de candidatos disponibles y la falta de experiencia son las dos razones principales, dicen los empresarios.

Fuentes: BBC, FAYERWAYER Y Startup Chile