SHARE

Amazon es ya un gigante, pero quiere seguir pegando el estirón, aunque sea a costa de los atribulados retailers tradicionales.

La empresa de Jeff Bezos ha lanzado recientemente una actualización de su app para iOS7 en la que integra su herramienta de realidad aumentada Flow.

¿Lo mejor (para el comprador) y lo peor (para las tiendas físicas) de esta aplicación mejorada de Amazon? Que el usuario puede ir de compras y si hay algún producto que le gusta pero que no quiere comprarlo en el punto de venta físico, puede fotografiarlo y añadirlo a su lista de deseos para adquirirlo después directamente a través de Amazon.

Esta nueva aplicación es capaz de reconocer con tan sólo una fotografía prácticamente cualquier producto, desde libros a relojes pasando por videojuegos. Además, pertrechado con la app de Amazon, el usuario puede fotografiar varios productos en secuencia y Flow se encarga de almacenar los detalles de cada uno de ellos en la aplicación.

Con la integración de Flow en la su app para iOS7, Amazon declara la guerra, aún más si cabe, a los retailers porque el gigante del e-commerce se mete directamente en su terreno, las tiendas físicas, para hacerles directamente la competencia.

AMAZON-COMPRAS