SHARE

Poseen sensores que transforman los obstáculos en sonidos, permitiendo detectarlos y esquivarlos.

Las gafas ‘retriever’, actualmente en fase de prototipo, emiten un conjunto de sonidos de distintos tonos y frecuencias que permiten a las personas con pérdida de la vista total o parcial desplazarse por exteriores e interiores, haciéndose una composición mental de su entorno inmediato a través del sentido auditivo.

Las gafas, que se asemejan a unas de sol normales con sensores en los cristales y batería en las patillas, estarán disponibles en Europa este año y en toda América a finales del 2015, según aseguran desde Quality Objects, QO, la consultora tecnológica que las ha desarrollado.

Para la persona invidente, “vivir esta nueva realidad es tan fácil como ponerse las nuevas gafas y encender el móvil con sistema operativo Android, al que van conectadas. A partir de ese momento, los sensores integrados en las lentes emitirán unos sonidos de diferente tono y frecuencia que permitirán al usuario conocer la distancia de los obstáculos que se encuentre por el camino”, señalan desde QO.

‘Retriever’ posibilita generar una imagen sonora tridimensional de nuestro entorno utilizando unos sensores similares a los de parqueaderos que tienen algunos carros. Además, su giróscopo, la brújula y el detector de GPS permiten al usuario moverse por el espacio de forma segura, “tal y como lo hacen los murciélagos en la oscuridad”, explica César Carralero, director de QO.

“En un principio, el proyecto estaba orientado a invidentes totales pero también queremos mejorar la calidad de vida de las personas con capacidad visual reducida, para quienes vamos a desarrollar un dispositivo similar sobre una gafa con cristales transparentes”, revela Carralero.

“El precio de las gafas, que se comercializarán en dos tamaños, no superará los 200 euros y podrán adquirirse en centros de visión especializados”, adelanta.
El director de QO asegura que, en un futuro, perfeccionarán una versión especial para deportistas con escasa capacidad visual y “no descartamos utilizar las Google Glass para distintos desarrollos orientados a personas con visibilidad reducida o problemas de audición”.

Añade que después de un sencillo entrenamiento en el funcionamiento de ‘Retriever’, impartido por profesionales, las personas con problemas visuales pueden, no solo evitar obstáculos en la calle, sino también dirigirse a una ubicación concreta. Además, el dispositivo cuenta con un botón de emergencias que, en caso de necesidad, conecta inmediatamente al usuario con un servicio de asistencia y rescate que funciona las 24 horas del día.

ASÍ ES COMO FUNCIONAN

Las gafas son capaces de generar distintos sonidos en estéreo, tonos y frecuencias, de forma que el usuario, después de un pequeño entrenamiento, es capaz de entender esa información sonora de los distintos obstáculos y de su distancia. Así mismo, la gafa dispone de sensores de distancia frontales izquierdo y derecho, que dan información de los obstáculos como paredes, puertas o ramas de árbol, así como de un sensor inferior que da información de escaleras, muebles y otros elementos, además de otros sensores como GPS y brújula.

Cuando los sensores detectan un obstáculo, envían una señal al celular, que la procesa y devuelve la señal a las gafas, que emite un sonido determinado.

(Fuente: Portfolio.co)

 GAFAS-RETRIEVER

 FOTO: digitalavmagazine