SHARE

La red de redes está llena de trols, de usuarios que muchas veces bajo el parapeto del anonimato y con el insulto como principal arma arrojadiza se dedican a sembrar la discordia en internet.

Está fuera de toda duda que ejercen el papel de “malos” en internet, pero ¿son también “malos” en el mundo real? Parece que sí. Así lo concluye al menos un reciente estudio de la Universidad de Manitoba que recoge Slate y publica marketingdirecto.com

La personalidad de los individuos que se ponen la máscara de trols en la red de redes se caracteriza por cuatro rasgos de los sombríos: el maquiavelismo (la disposición a manipular y engañar a los demás), el narcisismo (el egoísmo y la presunción), la psicopatía (la ausencia de remordimientos y empatía) y elsadismo (experimentar placer con el sufrimiento de los demás).

En su informe Eric Buckels y otros dos colegas de la Universidad de Manitoba concluyen que hay una correlación, bastante significativa en algunos casos, entre el comportamiento de los trols en internet y estos cuatro rasgos de la personalidad.

El rasgo de personalidad más evidente en los trols online es el sadismo, según el informe. “Tanto los trols como las personas sádidas disfrutan cuando ven a otros en apuros. Los sádicos sólo quieren divertirse e internet es su terreno de juego ideal”, asegura el estudio.

La red de redes está llena de trols, de usuarios que muchas veces bajo el parapeto del anonimato y con el insulto como principal arma arrojadiza se dedican a sembrar la discordia en internet. Está fuera de toda duda que ejercen el papel de “malos” en internet, pero ¿son también “malos” en el mundo real? Parece…

 TROLL