SHARE

El universo digital es un mundo complicado y competitivo. Facebook es una de las empresas ‘mimadas’ del panorama digital por lo que se ha ganado la fama de arrogante entre las agencias y las marcas.

Los anunciantes se quejan de que el cambio que ha introducido Facebook en sus algoritmos ha afectado negativamente a su posicionamiento dentro de la red social más grande del mundo. Facebook ha introducido ciertos cambios en su funcionamiento con el fin de obligar a las marcas a posicionarse pagando y no de manera natural, señala marketingdirecto.com

Facebook consigue la mayor parte de sus ingresos gracias a la publicidad, por lo que sus intentos de aumentar estos ingresos es más que lógica, pero también está claro el enfado por parte de los anunciantes, que un día encontraron su aliado perfecto para alcanzar difusión, crear relaciones estrechas con sus consumidores y todo de manera gratuita, al presentarse como creadores de contenidos más que como marcas.

Pero esta época dorada ha terminado, y la desilusión entre anunciantes y “marketeros” se ha extendido, y las críticas hacia el nuevo modelo de Facebook no han tardado en surgir.

La marca que quiera conseguir la difusión que antaño adquiría de manera orgánica va a tener ahora un coste económico importante, algo que está haciendo que muchos anunciantes se planteen si su presencia en la red social de Mark Zuckerberg es imprescindible.

Nadie puede negar la fuerza y alcance de la mayor de las redes sociales, pero también hay que tener en cuenta la versatilidad de la red y las numerosas posibilidades que se presentan en el nuevo y creciente universo digital.

 ADS-FACEBOOK

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here