SHARE

Las empresas cada vez dan mayor importancia en sus procesos de reclutamiento y selección de personal a las conductas y rasgos de personalidad que puedan aportar un plus añadido de liderazgo, capacidad de relación con los demás y reacción decidida ante la toma de decisiones bajo condiciones de presión; en este sentido, el concepto de competencias viene a definir e integrar esta nueva visión en la búsqueda de empleo.

Las competencias se puede definir como el comportamiento laboral de una persona producto de sus características innatas y que se manifiestan mediante el desarrollo de sus conocimientos, conductas, motivaciones y habilidades en el entorno práctico y real del puesto de trabajo.

En la actualidad cada vez es más común que las empresas utilicen modelos de evaluación de competencias en el proceso de reclutamiento y selección de personal para estimar si una persona tendrá la propensión y los motivadores internos para desempeñar un puesto y lograr los resultados esperados, comportándose, además, en la forma en la que esa empresa requiere; o bien, cuando se trata de empleados actuales de una compañía, para medir su desempeño y estimular su crecimiento en la empresa.

La gestión de competencias supone una nueva metodología aplicada a los recursos humanos, de esta manera, el modelo puede ser de gran utilidad para optimizar los procesos de selección al ser capaz de definir los perfiles ideales para cada puesto logrando una mejor contratación.
Las 4 competencias básicas son:
1. Liderazgo
2. Interpersonal
3. Solución de Problemas y Toma de Decisiones
4. Organización Personal y Administración del Tiempo

¿Cuáles competencias son las más atractivas?

Cuando nos referimos a competencias, no existen resultados perfectos; la combinación ideal de las 4 competencias para un puesto de trabajo depende del tipo de compañía que ofrece la vacante. Pongamos algunos ejemplos, una empresa muy estructurada y con una comunicación principalmente vertical valorará más la capacidad de organización personal y la toma de decisiones, al liderazgo y la competencia interpersonal, es decir, la capacidad de que un ejecutivo se relacione eficientemente con sus pares o sus subordinados. Por el contrario, una compañía con una estructura horizontal y orientada al trabajo por objetivos, valorará más el liderazgo y la competencia interpersonal.

Actualmente el análisis de competencias es utilizado con éxito por muchas compañías desde el inicio del proceso de selección en sustitución de otros sistemas más tradicionales y lo han convertido en el eje alrededor del cual giran los procesos de reclutamiento.

Fuente: Ricardo Rodarte. Director de Operaciones de OCCMundial, bolsa de trabajo en línea en México; bajo su liderazgo en todos los departamentos de la empresa, ha logrado un importante incremento tanto en ventas como en el posicionamiento de la misma. Ricardo Rodarte es egresado de Texas A&M University (TAMU), de la carrera en Administración de Empresas con especialidad en Finanzas, tiene una certificación en Contabilidad Administrativa y es miembro activo del Institute of Management Accountants (IMA), USA desde el 2001.

 PERSONALIDAD