SHARE

Escuchar que existe un rezago importante en el nivel educativo en nuestro país no nos resulta ajeno, sin embargo, resultan alarmantes datos duros como los presentados en el informe de PISA México (Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes)

que realiza la OCDE, que señala que la calidad del sistema educativo mexicano no alcanza el estándar internacional, que se aleja cada vez más de las naciones más avanzadas en ámbitos como la lectura, las matemáticas y las ciencias; y que México tardará 25 años en alcanzar los niveles matemáticos que actualmente tienen en promedio los países miembros de la OCDE, y 65 años en igualar el de competencias en cuanto a lectura.

Los resultados de este informe coinciden con el Índice Global de Habilidades 2013 elaborado por Hays y Oxford Economics, que advierte sobre un importante desajuste de talento en las 18 economías más importantes del mundo, donde los elevados índices de desempleo no impiden que queden miles de vacantes laborales sin cubrir, pues el mercado no ofrece los profesionales con las capacidades y habilidades que se demandan.

Ante este panorama, resulta imprescindible que todos nos ocupemos en disminuir esta tendencia negativa y es aquí cuando la educación continua cobra gran relevancia. Hoy, como nunca, la actualización constante se ha convertido en una necesidad, tanto para conseguir un empleo, como para desarrollarse dentro de una organización y obtener puestos de mejor nivel.

Define qué curso es el que más te conviene
Si terminaste la universidad o te interesa continuar capacitándote y tienes dudas sobre el tipo de curso que debes seguir, te recomendamos tomar en cuenta los siguientes puntos:

• De acuerdo a tu grado de escolaridad, analiza si te conviene estudiar un curso, seminario, diplomado o maestría. Es importante que pienses a futuro y que hagas coincidir tu decisión con tu plan de crecimiento profesional.

• Investiga cuáles son las opciones que ofrecen distintas universidades e instituciones. Datos como periodicidad de convocatoria, requisitos o fechas de exámenes son importantes.

• Recuerda elegir un curso compatible con tus circunstancias personales. No es lo mismo disponer de condiciones para estudiar de tiempo completo, que estudiar mientras trabajas, pero no te preocupes, actualmente hay muchas opciones de educación en línea que ofrecen flexibilidad para ajustarse a tu estilo de vida y calidad.

• Define el tema al que debes enfocarte: puedes especializarte al optar por un curso que te ayude a profundizar en el área en la que te interesa crecer profesionalmente; o complementar tu currículo.

• Busca alternativas de acuerdo a tu presupuesto, ya que en México hay opciones para todos los bolsillos; además, existen organismos de la iniciativa privada que ofrecen interesantes becas para continuar tus estudios a través de créditos educativos y becas a fondo perdido de instituciones.

El entorno laboral actual es cada vez más competido y por ello, la educación continua debe ser una de tus prioridades para fortalecer tu desempeño y desarrollo laboral. Recuerda que a mayor conocimiento y destrezas, mayores posibilidades tendrás de conservar un buen empleo, crecer en el actual o encontrar uno mejor.

Fuente: Alejandro Jiménez. El autor es Director de las unidades de negocio OCCEducación y OCCPublicidad en OCCMundial, empresa en la que colabora desde 2008. Es egresado de la Licenciatura en Administración de la UNAM y graduado con Mención Honorífica de Excelencia de la Maestría en Comercio Electrónico del ITESM. Antes de laborar en OCCMundial, desempeñó diversos cargos en empresas líderes en México como Teléfonos de México, Maxcom y Iusacell.

DESPUES-UNI