SHARE

¿Quién le iba a decir a Thomas Alba Edison que tendría que fracasar más de 10,000 veces para lograr el éxito?

Es uno de esos casos que nos demuestran que no debemos rendirnos ante las dificultades. Así lo hicieron estas 6 personas, que antes de ver el éxito de cerca tuvieron que sobreponerse a los obstáculos que les impedían avanzar, como nos cuenta Alicia Nieto en Forbes Magazine:

1. Steve Jobs (Apple): en el año 1985 se le forzó a salir de Apple e invirtió todo su potencial en la fundación de la empresa NeXT. Sin embargo, nunca llegó a alcanzar el éxito y generó bastantes perdidas. Once años más tarde Apple terminó comprando NeXT, lo que trajo a Jobs de vuelta, para trabajar en lo que acabaría siendo Mac OS X.

2. Henry Ford (Ford Motor Company): se declaró en quiebra varias veces viendo como sus compañías, Detroit Automobile Company y Henry Ford Company, desaparecían ante las quejas por parte de los clientes que consideraban que sus automóviles eran muy caros en relación con su baja calidad. Finalmente, en el año 1903, crea Ford Motor Company que desarrolla su modelo estrella: el “Ford T”, con el que logró disparar las ventas.

3. Bill Gates (Microsoft Corporation): antes de llegar a la universidad, Gates fundó junto a Paul Allen y Paul Gilbert la sociedad Traf-O-Data. Su objetivo era leer los datos crudos de los contadores de tráfico para redactar informes que posteriormente entregarían a los ingenieros de tráfico. el proyecto fracasó cuando las autoridades decidieron llevar a cabo ese mismo trabajo de forma gratuita. Sin embargo, esto le sirvió a Gates para comenzar con Microsoft.

4. JK Rowling (Harry Potter): cuando a la exitosa escritora se le ocurrió la idea de Harry Potter, luchaba por sobrevivir a la pobreza en la que estaba sumida. Escribió las historias del joven mago en 1990 como método contra la depresión y durante los seis años siguientes presenció como 12 editoriales rechazaban su libro. Finalmente, en 1997, la editorial Bloomsbury Publishing compró los derechos y logró el éxito.

5. Walt Disney (Disney Corporation): es uno de los casos más conocidos. La película “Blancanieves y los siete enanitos”, lanzada en 1938, salvó a la empresa de la bancarrota. Ocho años antes, Disney perdió los derechos de su personaje Oswald the Lucky Rabbit mientras hacía frente a la deuda generada tras el fracaso de su productora Laugh-O-Gram Films. A pesar del éxito, tuvo que luchar para que sus personajes fueran aceptados por la industria. Uno de sus golpes maestros fue la compra de ABC, en 1996, dueña del periódico Kansas City Star que le había despedido años atrás por falta de imaginación en sus viñetas.

6. Milton Hersey (The Hersey Company): los inicios de este chocolate fueron de todo menos dulces. Llegó a fundar tres compañías que acabaron en bancarrota, incluso llegó a crear su primera tienda de dulces en 1976. Acabó vendiendo el negocio y se trasladó de ciudad varias veces hasta que acabó en Denver. Allí aprendió el arte del chocolate, pero siguió mudándose de ciudad y abriendo negocios que acababan fracasando. Finalmente, en 1894 logró fundar The Hersey Company gracias a la inversión de un conocido.

JK-RWOLING