SHARE

La compañía propietaria de Ray-Ban y Oakley, Luxottica, anuncio ayer lunes un acuerdo con Google para colaborar en el diseño, el desarrollo y la distribución de las populares Google Glass.

El objetivo de esta nueva alianza con la compañía italiana es “encontrar el punto de intersección entre moda y tecnología”, además de acercar las Google Glass a un público más amplio. Las marcas que formarán parte de la nueva estrategia serán Ray-Ban y Oakley, aunque por el momento se desconocen detalles sobre la línea que seguirán los diseños ni sobre el coste de las mismas.

“Nos encontramos en un punto en el que tenemos la oferta tecnológica y la demanda de los consumidores de este tipo de productos. Ante este futuro, creemos que este acuerdo estratégico con Google es el escenario adecuado para desarrollar una nueva línea de negocio en nuestra industria y responder a las necesidades de nuestros consumidores a escala global” ha asegurado Andrea Guerra, la consejera delegada de Luxottica.

“Luxottica sabe cómo diseñar, distribuir y vender grandes productos que sus clientes adoran, algo que también queremos para Google Glass” han explicado desde Google. Y es que, la colaboración con la firma se debe también en parte a las críticas al diseño de las Google Glass y a la falta de discreción del mecanismo.

 GOOGLE-OAKLEY