SHARE
BYE-TV-2

Tras 50 años sentados en frente de la pequeña pantalla, parece que la televisión, tal y como la conocemos, empieza a decir adiós. De contar con tan solo un canal, parece que poder elegir entre decenas de ellos no es suficiente.

Amazon y Google son sólo dos de los gigantes mundiales de alta tecnología que han puesto en marcha la televisión en streaming en internet, dando al público abundante variedad de contenidos a la carta sin la necesidad de una suscripción de cable. Una noticia que, a primera vista, podría considerarse poco positiva para las cadenas de televisión y que ya está cambiando la programación de sus cadenas.
Durante la primera década del 2000, las películas representaron una cuota representativa en la programación. En cambio, hoy en día las películas se han convertido en una categoría de contenido que no puede competir con el resto y que ha llegado a desaparecer prácticamente de los horarios de difusión de muchos países.

Parte de la culpa de este cambio viene motivado por el nuevo comportamiento de masas creado por las redes sociales. Recientes estudios de consumo afirman que hasta el 80% de la audiencia de Estados Unidos interactúan de forma rutinaria con sus teléfonos móviles mientras ve la televisión. Sin embargo, este cambio en el comportamiento de la masa podría convertirse en la gran oportunidad de la industria de la televisión en la red.

No hay que ser ningún soñador ni especialmente creativo para ver que las oportunidades son infinitas. A través de dispositivos móviles sincronizados con el contenido de la pantalla, los espectadores podrán disfrutar de contenido adicional, formar grupos con otros miembros de la audiencia, o incluso, influir en el resultado de lo que sucede en vivo en la primera pantalla.

Aun así, a pesar del enorme potencial, la industria de la televisión no se ha enfrentado lo suficiente a la realidad de abrazar la segunda pantalla. Las cadenas necesitan un cambio de mentalidad urgente que les permita convertir la dramática situación en toda una oportunidad de negocio.

 BYE-TV-2