SHARE
ESPECTADORES-TV

La publicidad, la violencia, el cotilleo… La televisión es una “pecadora” consumada que comete deslices una y otra vez.

Pero en la larga lista de pecados de la pequeña pantalla, ¿cuáles son los aquellos que ponen más de los nervios al consumidor?

Para intentar responder a esta pregunta, la empresa de investigación de mercados TNS Emnid ha entrevistado a aproximadamente mil telespectadores alemanes y ha intentado indagar en los pecados más imperdonables de la televisión.

¿El resultado? Que los bloques publicitarios interminables son el pecado que más echan en cara los espectadores a las cadenas de televisión. El 86% confiesa sentirse irritado por los bloques de publicidad especialmente largos.

La segunda plaza en el top 10 de pecados televisivos es para los programas aburridos. El 72% se queja de que muchos programas televisivos le provocan auténtico sopor.

El exceso de programas televisivos de castings pone también de los nervios al 71% de los telespectadores.

El 70% lamenta asimismo que muchos programas televisivos de calidad se emitan demasiado tarde.

Bastante menor es paradójicamente la proporción de espectadores (57%) que se quejan de un exceso de violencia en la pequeña pantalla.

Al 56% de los espectadores lo que verdaderamente le saca de sus casillas es el uso de que hacen mucho famosos de la pequeña pantalla con fines promocionales.

Por otra parte, el 55% considera imperdonable que formatos televisivos muy similares entre sí se emitan simultáneamente en la televisión.

El top 10 de pecados televisivos lo completa el exceso de programas televisivos relacionados con el mundo de la cocina. El 47% de los telespectadores tilda de irritante esta nueva “moda” televisiva.

 ESPECTADORES-TV