SHARE

Los partidos del Mundial 2014 recogen cifras de audiencia nunca antes registradas para competiciones similares.

Las televisiones están siendo las coprotagonistas del Mundial gracias al incremento desproporcionado del número de suscriptores y de los contratos por ventas de espacios publicitarios.

Pongamos un ejemplo: el partido Alemania-Chile, ¿se hacen una idea del número de espectadores que reunió delante del televisor? Tan sólo alemanes, 11,5 millones, lo que equivale a un 88,4%. De todos ellos, 10, 2 millones disfrutaron del encuentro desde el salón de su casa mientras que un 1,3% prefirió darse encuentro con otros seguidores y amigos en lugares públicos como bares o pantallas gigantes al aire libre para asistir al espectáculo televisivo.

Otro esperado encuentro, el de Brasil contra Croacia, atrajo a 42,9 millones de espectadores brasileños y 1,5 millones de croatas. Además, este partido albergó un curioso récord, pasó a convertirse en el partido de apertura de un Mundial de fútbol con más audiencia en los últimos 12 años en Reino Unido con 11,2 millones de espectadores británicos.

Continuando con los récords y aún con la mirada puesta en Reino Unido, cabe mencionar la audiencia obtenida por el partido Inglaterra vs. Uruguay que finalizó con un share del 71%, el pico más alto de audiencia en un canal de televisión desde los Juegos Olímpicos de Londres de 2012.

Otro de los grandes protagonistas del Mundial es Twitter. La red social se consolida como la segunda pantalla, tras la televisión, con más afluencia de público durante el Mundial de Brasil. Acumula hasta el momento más de 300 millones de tuits que hacen referencia a la competición futbolística, superando ya los 150 millones de tuits registrados con motivo de las los Juegos de Londres 2012 a lo largo de los 16 días que duró.

Durante este Mundial de Fútbol, el partido de apertura de Brasil contra Croacia fue el que más dio que hablar entre los tuiteros de todo el mundo (12,2 millones de tuits). Además, los países más mencionados son Brasil, Portugal, España, Croacia y Estados Unidos.

Volviendo a la audiencia televisiva de los partidos, los analistas estiman que la final del próximo 13 de julio podría alcanzar una cuota de audiencia en televisión similar o incluso superior a los 909 millones de espectadores que en 2010 vieron la final de España contra Holanda. En poco más de dos semanas, conoceremos el veredicto.

 

 2014-MUNDIAL-AUDIENCIA-