SHARE
20-IDEAS

Gestión de recursos humanos, liderazgo, creación de marca, sostenibilidad, valores…

Son muchos los aspectos que las empresas deben tener en cuenta para crecer de una manera sana. ¿Cuáles son las mejores iniciativas para aplicar en la empresa? LID Editorial, especializada en obras de management, acaba de cumplir sus primeras dos décadas y para celebrarlo ha reunido a 20 de sus 1.900 autores y les ha pedido sus consejos. La obra 20 listas geniales de 20 pensadores sobresalientes recoge las lecciones de los expertos en aquella materia que mejor conocen. La tendencia, sin duda, consiste en hacer hincapié en la gestión de las personas. algunos de ellos están basados en la experiencia de Amancio Ortega, fundador de Inditex. Aquí tiene 20 de las mejores ideas para aplicar dentro de la compañía.

1. El departamento de recursos humanos debe alinearse con la estrategia de la empresa. Sus responsables deben ser los arquitectos para implementar las políticas de potenciación del talento y del liderazgo.

2. Cooperar mejor que competir. “Nos han enseñado que si tú pierdes yo gano. Pero es un error. Es mejor sumar. Se puede mejorar sin vencer a nadie”, explica Juan Mateo, fundador de la Factoría de Cine Empresarial. “La negociación tiene todo el sentido del mundo”, añade. Igual que un equipo de fútbol gana con el juego colectivo, la empresa debe beneficiarse de la colaboración, evitando las zancadillas.

3. Para avanzar en la carrera profesional, no hay que ponerse obstáculos. Lo primero, se deben visualizar los objetivos y ser proactivo para alcanzarlos. No hay que buscar la aprobación constante del entorno, sino reforzar la autoestima. Si piensa que el problema está siempre fuera, ese es su problema.

4. Los jefes fichan a los que destacan en los dos primeros años. “Es así de salvaje. O espabilas o te quedas fuera del partido”, asegura Andy Law, presidente de la consultora Fearlessly Frank. “Asegúrate de hacer lo que te apasiona, es tu objetivo personal. Si relegas esa pasión solo a tu tiempo de ocio, llegará un momento en que te preguntes a dónde han ido todos esos años de tu vida y lamentarás no haber sacado tiempo para ti”, añade.

5. La única forma de anticiparse al cambio es imaginarlo. La pregunta condicional de “¿Y si…?” puede ayudar a hacer las cosas de otra forma. Para innovar y replantearse el negocio ayúdese de organizaciones externas, especialistas en diferentes campos.

6. Covadonga O’Shea, autora del libro The Man of Zara, sobre Amancio Ortega, da algunas de las claves que aprendió del fundador de Inditex: “Trabaja como el que más y trata a todos por igual”. Para ella, “la sencillez es patrimonio de los genios”. Además, vio la importancia de rodearse de los mejores, que las ideas surgen en cualquier sitio, que siempre quedan cosas por aprender, saber transmitir la esencia del negocio, no olvidar las raíces y pasar el testigo a tiempo.

7. Otro de los consejos de Amancio Ortega se centra en la búsqueda de la excelencia, incluso en cómo elegir el mejor botón que iría en una chaqueta. Hay que cuidar todos los detalles. En sus tiendas tiene seis mínimos para el personal: siempre una mirada amable; en la caja, una sonrisa; el bolígrafo en la mano; la encargada es la persona que más tiene que atender; los probadores son un punto de venta importante; y en toda la tienda, paciencia.

8. El poder es la capacidad de imponer la propia voluntad a otros. Pero hay que utilizarlo de forma positiva, sin que resulte enfermizo para la empresa. Busque palancas para usar el poder, como el control, la astucia, la gestión de la rivalidad, palancas personales (como el encanto o la fuerza de voluntad) o el cultivo de las relaciones.

9. Construya un negocio admirado porque será único, con una estrategia diferente a la de los competidores. Las historias de éxito pertenecen a aquellos que vieron una enorme ventana de oportunidad en atender a clientes insatisfechos o que crearon modelos de negocios únicos en el mercado.

10. La organización debe estar centrada en las personas, convertirla en un imán para el talento, colocar al empleado en el centro de todo y no solo cumplir las meras relaciones laborales. “Se trata de instaurar una cultura en la que las personas tengan autonomía, estén informadas e inspiradas, y reciban cuidados y apoyo”, aconseja Jane Sunley, consejera delegada de la consultora Purple Cubed.

11. Mucha gente cree que es muy inteligente si está ocupadísima y si tiene su agenda llena de reuniones. Si quiere que algo suceda, concéntrese en las acciones necesarias, no en las previas. Hay que ponerse manos a la obra y huir de tanto encuentro.
12. ¿Tiene una estrategia? Toda compañía necesita unos objetivos, un plan de acción, un marco de actuación y un producto o ventaja competitiva.

13. La compañía necesita un líder. Algunos consejos para lograr serlo pasan por la coherencia entre lo que se dice y se hace; la reflexión; colaborar con el equipo y no utilizarlo como marionetas; aceptar que puede equivocarse; la constancia; el aprendizaje; empatía; y mirarse al espejo de vez en cuando para ver los fallos.
14. Haga tiempo para cuidar de su mente para pensar en el día que tiene por delante, en las personas a las que va a ver, en lo que le gustaría conseguir, en cómo aprovechar el tiempo y capacidades y con quién va a interactuar. Debe aprender a respetarse a sí mismo y a aquellos con los que comparte oficina. Si descuidamos nuestra higiene mental nadie querrá acercarse.

15. Una marca necesita una historia. El directivo debería ser capaz de sentar a todo su público en una misma sala, contar una presentación coherente y dejar que conversen entre ellos sin experimentar vergüenza o alarma. El hilo conductor debe ser coherente para inspirar confianza. Toda duplicidad de mensajes sugiere que una firma está hablando con lengua viperina o bien no tiene claro quién es.

16. El cambio es necesario en muchas compañías. Para lograrlo, busque aliados internos, sumar masa crítica que se involucra, gente dispuesta a asumir riesgos. Los cambios generan desequilibrio, incertidumbre y ansiedad. Hay que escuchar y evitar las cuchicheos de pasillo. Para unir a la plantilla en el intento debe tener una narración que contar, una historia que dé esperanza cuando se está en medio de los momentos más difíciles.

17. Para gestionar la I+D es necesario buscar un innolíder, (aquella persona que provoca la innovación e inspira para que los demás se unan al reto), un concepto creado por Silvia Leal, profesora del IE Business School. Se trata de convencer a los demás de la importancia de seguir un camino. “La innovación no es el fruto directo de la financiación, sino el resultado de la energía creadora de las personas”, opina Leal.

18. “Hay dos cosas que podemos afirmar con seguridad del futuro: será diferente y nos sorprenderá. La seguridad es algo del pasado. Las empresas ya no disponen del lujo de asumir que sobrevivirán a los fallos del mercado simplemente introduciendo unos retoques de última hora”, señala Luis Gallardo, director de marca global en Young & Rubicam. Para este experto hay seis puntos claves que ayudan a las organizaciones a lograr el objetivo de crear un crecimiento sostenible: “Razón, ingresos, estimulación, reputación, relaciones y resiliencia”.

19. Toda estrategia de reputación debe reconocer a los accionistas y a otros socios como proveedores, clientes, medios de comunicación, consumidores y a los propios empleados. La reputación solo llegará a ser fuerte y duradera si realmente es verdadera. Por eso, los valores representan la piedra angular de la reputación.

20. Otro de los consejos del fundador de Zara indica que no es mejor empresario el que solo buscar ganar dinero, sino quien intenta crear algo y generar empleo.

 20-IDEAS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here