SHARE
CHINA-PROVEEDOR-SAMSUNG

Temiendo que su relación con el proveedor chino Dongguan Shinyang Electronics pudiera convertirse en un auténtico quebradero de cabeza,

Samsung ha decidido tomar cartas en el asunto y romper relaciones comerciales de manera inmediata con esta compañía.

Tras la publicación la semana pasada de un informe que acusaba a Dongguan Shinyang Electronics de emplear a trabajadores menores de edad en sus fábricas, Samsung ha anunciado esta mañana su decisión de suspender relaciones con este proveedor tras detectar que su socio podría estar incurriendo en un “proceso de contratación ilegal”.

“Si las investigaciones concluyen que el proveedor, en efecto, contrató menores ilegalmente, Samsung terminará toda la relación comercial con el proveedor de acuerdo a su política de tolerancia cero con el trabajo de menores”, señala la compañía surcoreana en un comunicado.

Samsung asegura en el comunicado haber sometido a Dongguan Shinyang Electronics a tres auditorías durante el último año, habiendo completado la más reciente el 25 de junio de este año. Sin embargo, la empresa asiática recalca que “no se encontraron casos de trabajo infantil durante estas auditorías”.

El informe que ha desencadenado la ruptura de relaciones entre Samsung y Dongguan Shinyang Electronics lleva la firma de China Labor Watch, una organización con sede en Estados Unidos, que acusó el pasado jueves a la firma de contratar a niños y de haber hallado al menos “cinco trabajadores menores de edad” sin contrato en sus fábricas.

No es la primera vez que un proveedor de Samsung es puesto en la picota por supuesta explotación infantil. En 2012 uno de los proveedores de la compañía surcoreana fue acusado también de emplear a varios niños en sus fábricas.

Dongguan Shinyang Electronics da por el momento la callada por respuesta y no se ha pronunciado todavía oficialmente al respecto.

CHINA-PROVEEDOR-SAMSUNG

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here