SHARE
AIRBNB-UBER

La economía colaborativa se expande al turismo de negocios. Uber y Airbnb han alcanzado un acuerdo con Concur, un proveedor de soluciones y servicios para controlar el gasto de los viajeros.

La alianza permitirá a los millones de usuarios de Concur acceder a los servicios ofrecidos por ambas compañías, que en los últimos meses están protagonizando una fuerte polémica en España por sus encontronazos con el gremio de los taxistas, tras su implantación en Barcelona, y con el sector hotelero.

Junto a esta alianza, Airbnb ha puesto en marcha una plataforma específica para el turismo de negocios. Fuentes de la compañía aseguraron ayer que la iniciativa, denominada Business Travel, comenzará a funcionar tras las vacaciones estivales. Según declaraciones del director de desarrollo de negocio de Airbnb, Lex Bayer, a Wall Street Journal, solo el año pasado el 8% de las reservas de la plataforma fueron por viajes corporativos.

Por el momento, la página Business Travel de Airbnb ya está disponible en Estados Unidos y cuenta entre sus clientes con más de 30 empresas, entre las que se encuentra Facebook. El servicio destaca los alojamientos ofertados en Airbnb que cuentan con una reserva automática y con complementos como el wifi.

Para Concur es su primera inmersión en el ámbito de la economía sumergida, dado que hasta ahora tiene entre sus socios a hoteleras como Marriott, IHG, aerolíneas como United y empresas de alquiler de coches como Avis. La compañía tiene un sistema llamado Triplink que permite a los viajeros de negocios reservar directamente su alojamiento y añadirlo a su informe de gastos corporativo.

“Hay una desconexión con cómo las empresas piensan y lo que realmente está sucediendo en el espacio de viajes”, ha apuntado Mike Hilton, vicepresidente ejecutivo de Concur, que añade en un comunicado que la transformación de los hábitos de los turistas no se ha visto reflejada aún en los viajes corporativos.

 AIRBNB-UBER