SHARE
COMERCIO-ELECTRONICO

Algunos de nosotros nos hemos convertido en showroomers, personas que van a las tiendas a mirar y probar los productos y luego se van a casa.

Este tipo de cliente está haciendo que algunas tiendas tradicionales se resientan, ya que estos establecimientos suelen tener precios más altos que las tiendas online y los compradores potenciales prueban en la tienda y compran en otro establecimiento.

Por esto, la cadena de tiendas de tecnología Best Buy se ha comprometido a igualar los precios de los productos que el cliente haya encontrado en tienda online por un precio inferior. Por ejemplo, si encontramos un smartphone en Amazon 50 euros más barato que en Best Buy, nos lo igualan.

En Estados Unidos, algunas tiendas ya cobran a los clientes por probar un producto o navegar por internet en la página del establecimiento, pero la estrategia de Best Buy no es penalizar al cliente, sino hacer que compre en la tienda física por la misma razón que lo hace en tienda online: por el dinero.

Las tiendas físicas tienen un gran rival en el comercio electrónico, salvo que ellas mismas tengan un departamento online para vender sus productos. Hacer estrategias cruzadas online/offline, ventajas según donde compre son las acciones más recurrentes, pero la creatividad, como siempre, se impone: tiendas experienciales o pop-up shops, que se abren por tiempo determinado y permiten al usuario probar los productos que se pueden vender, tanto en la tienda misma como en la tienda online.

 COMERCIO-ELECTRONICO