SHARE
AUGE-COMSUMO-LATAM

Durante la última década, un auge de las materias primas, el aumento de los salarios y el gasto estatal en servicios sociales ayudaron a que millones de personas salieran de la pobreza desde Argentina a México.

La clase media de América Latina creció más de 50%, a 150 millones de personas, según el Banco Mundial, lo que ha dado lugar a una nueva clase de consumidores con el poder adquisitivo para comprar autos y electrodomésticos por primera vez. La pobreza extrema se redujo a la mitad.

No obstante, ahora que el auge de los commodities, alimentado por China, se desinfla y algunos de los nuevos miembros de la clase media latinoamericana se dan cuenta de que se endeudaron demasiado, Moody’s Investors Service indica que el crecimiento de la clase media de la región se está estancando, destaca Matt Day en The Wall Street Journal.

“Las empresas que venden a la nueva clase media de América Latina, especialmente a aquellos que recientemente salieron de la pobreza, probablemente registrarán un crecimiento más lento en los próximos años”, señala Moody’s. Esto incluye una amplia gama de industrias, desde automotrices y minoristas hasta urbanizadores y aerolíneas.

El rezago podría extenderse más allá de esos sectores. Moody’s argumenta que el creciente endeudamiento y gasto de los consumidores jugó un papel importante en la expansión económica de la región en la última década, si bien los inversionistas prefirieron concentrarse en el auge derivado del alza de los precios de las materias primas.

Esencialmente, cuando los inversionistas estaban elogiando las pasadas tasas de crecimiento de América Latina de más de 5% al año, gran parte de lo que estaban viendo era el resultado de los préstamos que tomaban los brasileños para comprar televisores de pantalla plana en lugar de gastos en carreteras y escuelas con el fin de impulsar la productividad.

“El auge del consumo en Argentina se ha terminado”, afirma Moody’s, mientras que en Brasil el “crecimiento liderado por el consumo ha llegado al punto de agotamiento”.

México y Colombia, dos países que están implementando cambios de políticas de energía e infraestructura para reactivar el crecimiento, están en mejor posición que la mayoría de las principales economías del continente, señala Moody’s.

De todos modos, cuando América Latina salga de su actual crisis, escribe la firma, “los consumidores no estarán liderando la recuperación”.

 AUGE-COMSUMO-LATAM