SHARE

El nuevo número que lanzará la revista satírica francesa Charlie Hebdo, que sufrió un brutal ataque esta semana en el que murieron doce personas, presenta varias particularidades.

Una: tendrá ocho páginas en lugar de las dieciséis habituales. Otra: la tirada será de un millón de ejemplares, en lugar los 60.000 de costumbre. Otra más, muy significativa: estará cofinanciado por muchos bolsillos, entre ellos, los de Google, que desde ayer luce un crespón negro en su página de inicio recordando a las víctimas.

Charlie Hebdo recibirá alrededor de 250.000 euros del Fondo de Prensa Digital de Francia, financiado en ese país por Google. Este fondo fue creado en 2013 para resolver la disputa que entonces enfrentaba al gigante de Internet con el gobierno francés, muy similar a la vivida recientemente en España por el supuesto derecho de Google News a citar contenido de noticias de otros medios. Google aporta la financiación, que se destinará a garantizar la supervivencia de la publicación y a causas humanitarias aún no especificadas, pero no la gestiona.

En declaraciones al diario británico The Guardian, el responsable de este fondo, Ludovic Blecher, ha señalado que éste es “un fondo para la prensa”. “Debemos ayudarles a que puedan publicar, incluso si no estamos de acuerdo con lo que publican. Es un asunto de libertad de expresión”, ha sentenciado.

También aportarán fondos a Charlie Hebdo el Gobierno francés (1,2 millones de dólares o 1 millón de euros, según The Next Web), grupos mediáticos nacionales como Le Monde, France Télévisions y Radio France y el británico Guardian Media Group (150.000 dólares o 126.000 dólares). Se ha puesto en marcha, además, una campaña de crowdfunding de solidaridad con la revista y las familias de las víctimas, según recoge TechCrunch.

“Estamos intentando encontrar la forma de ofrecer apoyo financiero a Charlie Hebdo. Trabajamos para hallar una respuesta excepcional a una situación excepcional. El objetivo del fondo es ayudar a la prensa, y estamos desempeñando ese papel. Pero todavía tenemos que definir el proceso”, ha añadido Blecher.

GOOGLE-HEBDO