SHARE

PriceWaterhouseCoopers acaba de sacar un estudio que revela que Amazon ha superado a los establecimientos físicos y a las marcas offline como el sitio preferido por los consumidores estadounidenses para comprar.

Con un 52% el gigante de comercio electrónico supera a Walmart (41%), Target (29%), Kohl’s y Macy’s en la encuesta de PwC en la que los usuarios hablaron sobre sus experiencias minoristas online y offline.

La venta al por menor está creciendo a medida que más y más minoristas online encuentran más y más formas de llegar a los consumidores. Los minoristas deben prestar especial atención a esta creciente tendencia. Por ejemplo, es de sentido común saber que lleva mucho menos tiempo desplazarse por la pantalla y ver miles de productos que el que se necesita para caminar de un extremo a otro en una tienda física para ver esa cantidad. Pero esto no significa que los sitios online y offline no puedan coexistir.

La venta al por menor en línea ha encontrado su hueco en el mercado, como por ejemplo para los frenéticos adictos a la moda o como “terapia” para aquellas personas que viven atrapadas en las oficinas. Pero los establecimientos físicos no desaparecerán. El ser humano es social por naturaleza, y las tiendas siempre son un lugar plagado de personas. Además, a nadie le gusta permanecer encerrado mucho tiempo.

Otro estudio afirma que dentro de dos años el 60% de las decisiones de compra se harán en línea, incluso cuando las compras se realicen en tiendas físicas. Esto significa que los minoristas tradicionales que quieran ser convergentes tendrán que adaptarse a las demandas de los consumidores. El establecimiento físico tendrá que crear experiencias de calidad que expresen sus valores y sepan integrar las preferencias del consumidor, valores estéticos y un estilo concreto.

Los consumidores están migrando hacia un ecosistema predictivo en el que se que incluyen partes que se las empresas pueden anticipar, es un sistema con sombras porque hay cosas que son imposibles de anticipar. El minorista que encuentre su razón de ser dentro de este sistema ganará terreno y será más deseado, valorado y solicitado por los consumidores.

La manera en la que la gente descubre los productos ha cambiado y la forma en la que los prueban y los compran también, así que es evidente que los consumidores se están transformando. Pero para las tiendas asumir estos cambios requiere tiempo y tecnología, y la gran desventaja para ellas es que los consumidores tendrán poca paciencia con aquellas que no sepan evolucionar al mismo ritmo que ellos, así que o se mueven, o caducan.

AMAZON-PREFERIDA-EEUU