SHARE

El año se inició con dos destacados eventos: el ya tradicional Mobile World Congress desarrollado en Barcelona y la presentación del informe Accenture Technology Vision 2015, delineando las tendencias que marcarán el mundo de la tecnología y los negocios en el futuro.

 La “We Economy” está redefiniendo los mercados y transformando la forma en que trabajamos y vivimos. Según el informe de Accenture, hay empresas que están aprovechando las relaciones con otras compañías digitales, clientes digitales e –incluso- dispositivos digitales conectados a sus redes para crear nuevos “ecosistemas” digitales. Es el cambio del “mi” al “nosotros”.

Estas organizaciones líderes, que ya han empezado a usar la tecnología para transformarse en empresas digitales, están combinando su experiencia sectorial con la potencia de la tecnología digital para redefinir sus respectivos mercados. Han comprendido que operar como ecosistemas -y no como entidades aisladas- les ofrece enormes posibilidades de diferenciarse y generar beneficios.

Este cambio de rumbo hacia la “We Economy”es confirmado por 4 de cada 5 directivos de tecnología de la información (TI) de 2.000 compañías de todo el mundo consultadas por Accenture: en el futuro, las plataformas convertirán los sectores en ecosistemas interconectados que harán desaparecer las fronteras entre ellos. Aunque el 60% de los ejecutivos afirmaron que tenían previsto establecer nuevas alianzas con empresas de sus propios sectores, un 40% aseguraron que tratarían de asociarse con empresas digitales de otros sectores; y un 48% expresaron su deseo de colaborar con líderes en plataformas de tecnologías digitales.

El informe Accenture Technology Vision 2015 incluye ejemplos que demuestran que, ante el rápido crecimiento del Internet industrial de las cosas -es decir, la interconexión de dispositivos integrados en la actual infraestructura de Internet- las empresas están utilizando ecosistemas digitales para ofrecer nuevos servicios, redefinir experiencias y acceder a nuevos mercados. Esta conclusión se refleja en la encuesta de Accenture, según la cual el 35% de los ejecutivos ya están utilizando API de otras empresas para integrar datos y colaborar con socios comerciales, mientras que otro 38% tienen previsto empezar a hacerlo. Un buen ejemplo de ello es la empresa norteamericana de bricolaje Home Depot, que colabora con fabricantes para garantizar que todos sus productos con conexión sean compatibles con el sistema doméstico Wink, creando así un ecosistema propio y desarrollando nuevos servicios y experiencias exclusivas para los clientes de Wink.

Philips ha adoptado una estrategia similar uniendo fuerzas con Salesforce para crear una plataforma con el objetivo de redefinir y optimizar la prestación de servicios en el área de la salud. La plataforma creará un ecosistema de desarrolladores de aplicaciones especializadas que facilitarán la colaboración entre médicos y pacientes. Para ello será necesario un ecosistema de grandes proporciones que incluirá historias clínicas electrónicas, información de diagnóstico y tratamiento para monitorización y obtención de imágenes, dispositivos personales y tecnologías.

Accenture Technology Vision 2015 destaca el hecho de que, gracias a estos ecosistemas digitales, Home Depot, Philips y otras empresas pueden generar nuevas fuentes de ingresos. El informe identifica además cinco nuevas tendencias tecnológicas que reflejan la evolución observada entre los grandes innovadores digitales:

• El “Internet of Me” o “Internet personalizado”.
A medida que los objetos y las experiencias de la vida cotidiana se vuelven digitales, se abren nuevas fronteras para la personalización centrada en el individuo lo que crea un gran número de canales digitales que llegan a todos los aspectos de la vida de las personas. Entre ellos, los que utilizan las empresas para atraer clientes: dispositivos wearable (citados por el 62% de los encuestados), los televisores conectados (68%), los vehículos conectados (59%) y los objetos inteligentes (64%). Las empresas más innovadoras están recogiendo los frutos de cambiar su forma de crear nuevas aplicaciones, productos y servicios. Con el fin de controlar mejor estos puntos de acceso, las empresas están creando experiencias con un alto grado de personalización que atraen clientes. La mayor parte (68%) de los encuestados están rentabilizando su inversión en tecnologías de personalización. Las empresas que consigan el éxito en este nuevo “Internet of Me” formarán la próxima generación de líderes del mercado.

• Economía de los resultados.
El hardware inteligente y la tecnología digital están ayudando a las empresas a proporcionar resultados relevantes y con aplicación real, así como prometedoras oportunidades de transformación para todos. A medida que se enfrentan al Internet industrial de las cosas, las empresas líderes descubren nuevas oportunidades de integrar hardware y sensores en sus herramientas digitales para ofrecer a los clientes lo que de verdad quieren: no simples productos o servicios, sino resultados. De hecho, el 87% de los directivos consultados reconocen un mayor uso de hardware inteligente, sensores y dispositivos, lo que hace que cada vez sean más las organizaciones que vendan resultados en lugar de productos o servicios. Por otra parte, el 84% asegura que los dispositivos integrados en productos les permiten tener más información sobre el uso que se les da y sobre los resultados que quieren los clientes. Estos “líderes digitales” saben que para mantener su ventaja ya no basta con vender cosas, sino que hay que vender resultados. En eso se basa la nueva “economía de resultados”.

• (R)evolución de plataformas.
Las empresas líderes están estableciendo nuevos terrenos de juego a medida que los avances en tecnología móvil y en la nube impulsan ecosistemas basados en plataformas. Las empresas de plataformas están aprovechando más y mejor las oportunidades que ofrece la economía digital para crecer y ser más rentables. El 75% considera que la próxima generación de plataformas no estará dominada por grandes empresas de tecnología, sino por organizaciones y líderes sectoriales. El 74% utiliza, o tienen previsto usar, plataformas sectoriales para integrar datos con otras empresas digitales. Los avances en movilidad y cloud no solo están eliminando las barreras tecnológicas y presupuestarias asociadas con esas plataformas, sino que también están abriendo el mercado a empresas de otros sectores y zonas geográficas. En pocas palabras: los ecosistemas basados en plataformas son el nuevo campo de batalla en la guerra de la competitividad.

• Empresa inteligente.
El software capaz de aprender y adaptarse es parte del esfuerzo global que impulsa la innovación en todo el negocio y una experiencia de usuario mejorada. Hasta ahora, el software avanzado siempre ha buscado ayudar a los empleados a tomar mejores decisiones en menos tiempo. Sin embargo, la aparición de los big data, unida a avances en potencia de procesamiento, analytics y tecnología cognitiva, está permitiendo usar la inteligencia de software para hacer que también las máquinas tomen decisiones. En opinión del 80% de los participantes en la encuesta,” hemos entrado en la era de la inteligencia de software, en la que aplicaciones y herramientas pensarán cada vez más como seres humanos”.
El siguiente nivel de excelencia operativa y la próxima generación de servicios de software serán resultado de los últimos avances en inteligencia de software, que facilitarán la transformación e impulsarán la innovación en toda la empresa.

• Fuerza de trabajo reimaginada.
A medida que la revolución digital toma impulso, las personas y las máquinas deberán hacer más cosas juntos. Los negocios de éxito incorporarán a ambos tipos de trabajadores como miembros críticos del equipo. La mayor parte de las empresas encuestadas (57%) están adoptando tecnologías que permiten realizar tareas que hasta ahora requerían expertos en TI. Los avances en interfaces naturales, dispositivos wearable y máquinas inteligentes crean nuevas oportunidades para que las empresas potencien su actividad, aunque también plantean el reto de gestionar la colaboración entre personas y máquinas. El 78% coinciden en que las empresas líderes serán aquellas que consigan una mejor colaboración de sus empleados con las máquinas inteligentes. El 77% cree que en tres años las empresas tendrán que dar tanta importancia a la formación de sus máquinas como a la de sus empleados -usando, por ejemplo, software inteligente, algoritmos y aprendizaje automático. Las empresas líderes reconocerán las ventajas de la colaboración entre el talento humano y la tecnología inteligente, conformando la plantilla del futuro.

Accenture elabora su estudio anual Technology Vision a través de los Accenture Technology Labs. En el informe de 2015 participó el Consejo de asesores externos de Technology Vision, compuesto por más de una docena de ejecutivos y empresarios de los sectores público y privado, instituciones académicas, entidades de capital riesgo y empresas de nueva creación.
Accenture es una compañía global de consultoría de gestión, servicios tecnológicos y outsourcing con más de 319.000 profesionales que prestan servicio a clientes en más de 120 países.

El Mobile World Congress

El informe Accenture Technology Vision 2015 muestra las tendencias que marcarán el mundo de la tecnología y los negocios en el futuro y en el Mobile World Congress pueden verse las aplicaciones concretas que dominan el mercado.

Aunque los smartphones continuaron siendo las estrellas del Mobile World Congress llevado a cabo en Barcelona, relojes, pulseras, gafas, auriculares inteligentes y otros dispositivos conectados se van imponiendo y definiendo el panorama tecnológico de los próximos años.

Samsung ha acaparado todas las miradas en el Mobile World Congress renovando el Galaxy, su buque insignia, y sumando un nuevo integrante a la colección con el Edge, un móvil con una pantalla de 5 pulgadas y bordes curvados. Ha sido el móvil del MWC y el teléfono que muchos pedían a Samsung. El Galaxy S vuelve a ser el teléfono a batir dentro de los que prefieren Android y el de gama alta que se merecen los fanáticos de esta plataforma.

Microsoft, Sony y LG han optado por la gama media, con terminales de especificaciones más comedidas pero cuyo precio se adapta mejor a todos los bolsillos. Los Lumia 640 y 640 XL tienen 5 y 5,7 pulgadas respectivamente, un diseño colorido y lo último de Windows.

Los japoneses han presentado el Xperia M4 Aqua, construido en plástico y menos potente que el Z3, pero también resistente al agua. Por su parte, los LG Joy, Leon, Spirit y Magna tienen respectivamente 4,3, 4,5, 4,7 y 5 pulgadas. La potencia y la calidad de sus cámaras de fotos crecen al mismo ritmo que sus pantallas.

Los fabricantes menos conocidos también han tenido presencia. Destaca Wiko con su Highway Pure 4G de solo 5,1 mm de grosor y las apuestas de Panasonic y Lenovo por los híbridos entre teléfono inteligente y cámara de fotos compacta.

Más allá de los móviles, se han podido ver relojes con su propia conectividad LTE para navegar por la red y hacer llamadas; auriculares que contienen su propia música y controlan nuestros pasos como lo hacen las pulseras que se transforman en auriculares bluetooth para hacer llamadas.

Más velocidad y más personas conectadas

Las operadoras se han centrado fundamentalmente en el despliegue de LTE-Advanced, el próximo salto en velocidad para redes móviles y con el que podremos llegar a unos 300 o 400 Mbps de transferencia gracias a la agregación de frecuencias. EL problema, para los consumidores, es siempre el mismo. Toda esta velocidad está muy bien pero acaba malgastada con tarifas de datos aún muy restringidas.

La feria de Barcelona ha sido también el púlpito desde el que Google y Facebook han predicado sobre la necesidad de llevar Internet a los próximos mil millones de usuarios, generalmente situados en áreas rurales y en países en vías de desarrollo. Esperan lograrlo con iniciativas como Internet.org o Project Loon.

Los gadgets

Para los amantes de la realiidad virtual se presentó un dispositivo que se coloca en la cabeza y permite al usuario ver objetos en un espacio virtual desde diferentes ángulos. Se utiliza con controles provistos de conexión inalámbrica y gráficos computarizados generados en 3D le dan la sensación al usuario de estar presente en el lugar.

Si bien el casco Vive, desarrollado por la compañía taiwanesa HTC, no es el primero en su tipo, quienes han tenido la oportunidad de usarlo coinciden en que supera a sus competidores en el sector.

Carlos Rebato, de la publicación especializada en tecnología Gizmodo, describe su experiencia así tras probar el dispositivo.

“No se trata únicamente de que estás viendo un mundo distinto, tienes la sensación de que tu cuerpo fue transportado a otro lugar.
“Me tropecé con peces que estaban en los restos de un barco que naufragó –prosigue-, caminé en un campo de batalla siendo un gigante y utilicé una cocina virtual para preparar algo de comer. Todo se sintió increíblemente real”.

Aunque fue diseñado en un principio para quienes utilizan videojuegos, HTC señala que el dispositivo también se puede usar para realizar compras, visitar otras partes del mundo y encontrarse con amigos en mundos virtuales.

Desbloquear el móvil con tan solo mirarlo

Un segundo. Ese es el tiempo que requiere la tecnología de reconocimiento de iris en miniatura que permitiría a un usuario desbloquear su teléfono con solo verlo.

La compañía japonesa Fujitsu desarrolló un prototipo de celular que incorpora este mecanismo. Se activa con una aplicación que indica cuáles son los pasos a seguir para que el dispositivo pueda registrar el iris del usuario. El sistema lo escanea dirigiendo una luz infrarroja al ojo. Al igual que las huellas dactilares, el iris es único, e incluso más difícil de forjar que las huellas.

“Esta tecnología es impresionantemente rápida. El proceso de activación, que no puede hacerse a más de 20 centímetros de distancia, toma pocos segundos. Una vez finalizado, puse el teléfono a un lado, presioné el botón de encendido y antes de volver a acercarme el teléfono a la cara, detectó el iris y lo desbloqueó”, relata James Temperton, de la revista tecnológica Wired, quien probó este nuevo mecanismo en el Mobile World Congress.

Reloj inteligente

A simple vista, puede parecer un reloj normal y corriente. Pero no, aparte de dar la hora, este objeto que forma parte de la tecnología que se puede usar (wearable technology), cumple otras funciones. Entre éstas se encuentran llamadas telefónicas y envío de mensajes sin necesidad de usar un teléfono inteligente. También es posible realizar pagos con el Sistema Near field communication, que permite que dispositivos electrónicos se comuniquen al acercarse o cuando uno toca al otro.

Según LG, la compañía que fabricó el Watch Urbane LTE, el reloj funcionaría como una especie de monedero en la muñeca que permitiría pagar por entradas al cine y transporte público, entre otros.

Adicionalmente, registra aspectos relacionados con el funcionamiento del cuerpo, como los latidos cardíacos, lo que puede ser útil para ciclistas o para cualquier otra persona que realice actividades físicas y quiera saber más al respecto.

Recargar la batería del celular

Si el teléfono móvil se descargó, esta nueva tecnología permite solucionar el problema con tan solo apoyarlo en la superficie de ciertas mesas de noche, escritorios e incluso lámparas.

La compañía sueca Ikea, que fabrica muebles que pueden ser ensamblados –con relativa facilidad- por su comprador, equipó algunos de sus productos con un delgado dispositivo que permite recargar la batería.

“Ikea utiliza la tecnología Qi, una de las dos más populares dentro de las alternativas inalámbricas que existen actualmente, la cual funciona con más de 80 modelos diferentes de móviles”, señala el diario británico The Guardian en su sección de tecnología.

Pantalla curva

La empresa surcoreana Samsung presentó un teléfono móvil que ha llamado mucho la atención. Un celular diseñado con una curvatura en el extremo superior e inferior de la pantalla.

El Galaxy S6 Edge permite seleccionar los datos de personas con quienes se quiere estar en contacto con frecuencia para comunicarse con ellos rápidamente. Además, tiene un sistema que alerta al propietario acerca de información importante recibida en el dispositivo.

Lo primero se logra con la función People Edge, que utiliza colores asignados previamente a cada usuario y advierte acerca de las llamadas que hacen y los mensajes que envían hasta cinco contactos.

Los colores se pueden ver en los bordes incluso si la pantalla del teléfono está apoyada sobre una superficie.
El sistema de alerta muestra información que es importante para el usuario, como la hora, la temperatura y cualquier otro dato que el propietario desee.

(Fuentes: Accenture, El Economista, Gizmodo, Wired, The Guardian, El Mundo y El Heraldo.)

 2-NEWS-08-ABR