SHARE

Desde el inicio de la crisis griega, el diario alemán Bild, el más leído de Europa, acusa a Atenas de dilapidar el dinero del contribuyente alemán, una campaña más mercantil que ideológica, según los expertos.

“¡Ustedes, griegos, ya basta!”, decía recientemente el diario tras los nuevos encontronazos entre Atenas y sus acreedores europeos.
Desde 2010, las afiladas plumas de este diario, que revindica más de 11 millones de lectores diarios, arremeten contra los “arruinados griegos”, a quienes recuerdan que “el dinero no cae de los olivos”.

El diario niega que se trate de ataque intencionado. “No tenemos ningún problema con los griegos. ¡Al contrario!”, asegura a AFP Bela Anda, jefe del servicio político. “Es un bello país con una rica cultura”, asegura.

Tras 53 años de existencia, Bild sigue conservando su capacidad para percibir la opinión pública alemana y desde la llegada al poder, a finales de enero, del partido de izquierda radical Syriza, el periódico sensacionalista parece haber subido el tono.

En marzo, todos los diputados alemanes recibieron una carta de Bild preguntándoles si votarían en contra, a favor o se abstendrían en caso de un tercer plan de ayuda a Grecia, aunque de momento no se debate ningún plan de asistencia adicional.

“Tenemos que vigilar lo que hacen con el dinero de nuestros impuestos”, explica Bela Anda. “Esta función de control responde a nuestro trabajo de prensa independiente”, añade.

El mundo, según Bild, es muy simple. Por un lado, los griegos que beben ouzo mientras cobran pensiones doradas o defraudan al fisco en sus islas soleadas. Y, del otro lado, los alemanes “que se levantan temprano, trabajan todo el día” y son desde hace años la gallina de los huevos de oro de Europa por los impuestos que pagan. Bild nunca menciona el cargo de Alexis Tsipras (primer ministro) pero lo califica de “terror de Europa” o de “jefe de los radicales griegos”.

La amenaza que supone Grecia, por donde pasaron en 2014 2,5 millones de turistas alemanes, parece tan grande que el diario se preguntó: “¿Quién es el más peligroso para nosotros, el griego o el ruso?”, en referencia al presidente ruso, Vladimir Putin.

“Esta manera de trabajar que consiste en echar leña al fuego es el modelo de negocio de Bild” explica a AFP Wolfgang Storz, especialista en el diario. “El objetivo es tener la máxima audiencia. Un día es el ministro griego de Finanzas, al día siguiente, puede ser el divorcio de una estrella, y el tercero, la visita a un club de alterne de un jugador de fútbol”, añade.

Bild “estigmatiza y difama a todo un pueblo […] para alimentar este sentimiento de ‘nosotros contra los demás'”, analiza el especialista en medios Mats Schönhauer, autor de de un blog crítico sobre Bild.

Al igual que el resto de la prensa impresa, Bild se enfrenta a una disminución acentuada de sus lectores. Sus 2,2 millones de ejemplares vendidos diariamente daría envidia a cualquier diario europeo pero sólo representan la mitad de las ventas de hace 15 años.

FRAUDES-VAGOS-GRECIA