SHARE

Según el reciente estudio 2015 BrandZ Top 100 Global Brands, publicado por Millward Brown y WPP, el número de marcas chinas y su valor de marca continúa creciendo:

14-MARCAS-CHINAS-MAS-VALIOSAS

Ya hay 14 marcas en el ranking BrandZ Top 100 de marcas más valiosas del mundo, frente a solo 1 en 2006, y su valor conjunto ha crecido un 1.004% en los últimos 10 años. Tal y como se concluye en el informe, “la abrumadora presencia de marcas chinas indica que la ralentización de la economía china es relativa”; el tamaño del mercado, con más de 1.300 millones de personas y una clase media en expansión, sigue siendo formidable. El informe, que incluye un análisis de las Top 20 marcas emergentes, revela además que cinco de las 20 mejores son de origen chino: tres son marcas de seguros (China Life, CPIC, y Ping An) y dos de tecnología (Tencent y Baidu). En el ámbito tecnológico Tencent (red social comparable a Facebook que ocupa el puesto 11 del Top 100, con un crecimiento del 43%) y Baidu (motor de búsqueda situado en el puesto 21 cuyo valor de marca ha crecido un 35%) son dos de las tres mejores marcas de Internet chinas que compiten juntas. En el caso de Alibaba, gigante asiático de venta online y líder chino del comercio electrónico, ha entrado por primera vez este año en el ranking BrandZ Top 100 directamente en el puesto número 13, sobrepasando tanto a Amazon como a Walmart. Alibaba se sitúa en el ranking con un valor de 66.400 millones de dólares, mejorando el crecimiento de la categoría retail en un 24%. Respecto al segundo sector de éxito, los seguros, el tamaño del mercado en China influye directamente, pero existen además dos factores que el estudio tiene en cuenta. En primer lugar, las aseguradoras chinas ofrecen servicios financieros muy atractivos para los consumidores chinos de clase media como el asesoramiento administrativo o económico; y, en segundo lugar, el concepto de seguro es relativamente nuevo en el país asiático, lo que explica el impulso del sector. En todo caso estamos ante marcas que, con un ámbito de actuación local, están sabiendo aprovechar sus recursos así como canales de distribución en diferentes regiones para ampliar su mercado a nivel internacional. Para muchas empresas asiáticas la globalización se está convirtiendo en una oportunidad. Los grandes fabricantes ya están llegando a acuerdos con comercializadoras que les aporten el prestigio y la distribución de las grandes marcas mundiales. Por tanto no hay que perder de vista la evolución ya que han venido para quedarse y, por qué no, liderar el ranking en un futuro no muy lejano.