SHARE

Lo que para mucha gente ya es una realidad cuando se trata de la alimentación ahora también está llegando al mundo de la moda: el deseo de consumir en la medida de lo posible con respeto al medio ambiente y a los animales.

1-NEWS-22-JULIO

La moda vegana es una opción, pero los consumidores deben fijarse en los detalles a la hora de elegir la vestimenta.

Miles de millones de personas en el mundo compran regularmente un par de zapatos de cuero, pero solo pocos son conscientes de que un animal tuvo que morir para que esos zapatos se puedan comprar en la tienda, señala un reporte de la DPA.

“La gente piensa que el cuero es un producto residual, pero eso es un error”, dice Christian Vagedes, presidente de la Sociedad Vegana de Alemania. Una gran parte de los vacunos es sacrificada por el cuero, no por la carne.

Sin embargo, las noticias sobre animales torturados es para un creciente número de personas motivo para cambiar su forma de pensar y ser más críticas, también cuando se trata de la moda. Al igual que cuando comemos, también es posible renunciar a componentes animales cuando nos vestimos. “La moda vegana se define por el hecho de que las telas y los materiales que se usan no son de origen animal”, explica Stephanie Stragies, portavoz de la Asociación de Vegetarianos de Alemania.

La moda vegana usa algodón, lino o cáñamo, así como telas sintéticas. No se usan pieles, lana o seda.
“Actualmente, los consumidores ya pueden encontrar mucha moda vegana en las tiendas, sin que eso se indique explícitamente en las prendas”, dice Frank Schmid, experto de la organización protectora de los animales PETA. “Muchas empresas usan cuero artificial para fabricar zapatos u otros materiales como lino o algodón”.



Sin embargo, cuando se compra ropa vegana hay que tener cuidado, porque existen algunas trampas en las tiendas. “A veces un producto tiene un aspecto vegano, pero conviene mirar muy bien”, recomienda Stragies, porque la presencia de pluma en una chaqueta de invierno o botones de nácar o cuerno en la chaqueta obviamente está prohibida en la ropa vegana.
“Un ejemplo clásico es también la presencia de parches de cuero en los vaqueros, algo que mucha gente no ve”, dice Schmid.

Los materiales de origen animal también se esconden en lugares inesperados: “Mucha gente no sabe que también en materiales secundarios pueden haberse usado sustancias de origen animal, por ejemplo en el pegamento”, explica Vagedes. Y en el pegamento para zapatos o chaquetas puede haber restos de huesos y piel animal. Un sello podrá facilitar la elección. Sin embargo, “no existe todavía un sello estandarizado que identifique la moda vegana”, dice Stragies.

PETA pretendía poner las cosas en claro con su Peta Approved Vegan Logo y la Sociedad Vegana de Alemania otorga su sello vegano no solo a alimentos, sino también a ropa. Sin embargo, hasta el momento estas etiquetas solo pueden encontrarse en pocas chaquetas, pantalones o zapatos. No obstante, son cada vez más los fabricantes que abrazan la causa de la moda vegana.

En muchas grandes ciudades alemanas ya existen tiendas que venden exclusivamente moda vegana.

Sin embargo, incluso si la ropa es evidentemente vegana, conviene mirar una segunda vez, porque no todas las alternativas son respetuosas con el medio ambiente.

“El poliéster está compuesto por petróleo y es un producto que no es biodegradable”, explica la profesora Friederike von Wedel-Parlow. “El poliéster muchas veces llega a la naturaleza o a los mares”. No obstante, ella no quiere demonizar totalmente esta sustancia. Es “un material excelente”, siempre y cuando se recicle y se vuelva a hilar o fundir para obtener nuevas fibras.

Schmid también lo ve así: “Cada material que usted produce o usa tiene una huella ecológica”. En este sentido, no siempre se puede decir simplemente que todos los productos derivados del petróleo siempre sean malos.

“Todo siempre depende de cómo se fabriquen las fibras textiles o cómo se reciclen”. Por ejemplo, muchos fabricantes usan poliéster reciclado para chaquetas o zapatos.