SHARE

Entre los muchos adversarios a los que está atacando Donlad Trump parece estar también el mismísimo fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, contra quien ha arremetido recientemente por apoyar a los inmigrantes.

DONALD-MARK
Zuckerberg ha defendido públicamente una política migratoria más abierta y está a favor de conceder más tarjetas H-1B para que gigantes de la tecnología como Facebook pueden contratar mano de obra cualificada en el extranjero. La manera de pensar de Zuckerberg choca frontalmente con la de Trump, que quiere que los trabajadores con tarjetas H-1B reciban salarios más altos con el objetivo de disuadir a las empresas de su contratación y fomentar así el empleo para los ciudadanos estadounidenses. “Esto mejorará la cantidad de empleados negros, hispanos y mujeres de Silicon Valley a los que se pasa por alto con tal de favorecer el programa H-1B. El senador personal de Mark Zuckerberg, Marco Rubio, tiene una propuesta de ley para triplicar la cantidad de visas H-1B, con lo que se diezmaría a las mujeres y a las minorías”, dice Trump. PublicidadA juicio de Trump, las tarjetas H-1B están promoviendo la contratación de inmigrantes con bajos salarios e impidiendo que los estadounidenses con títulos universitarios accedan a puestos de trabajo en el ámbito de la tecnología.