SHARE

The Coca-Cola Company y sus socios embotelladores de todo el mundo (el Sistema Coca-Cola) han anunciado que están en vías de cumplir su objetivo de reabastecimiento de agua para 2020 a finales de 2015.
COCACOLA-DEVUELVE-AGUA

A través de los proyectos globales de recuperación de agua activos hoy en día, el sistema Coca-Cola está compensando el equivalente a un 94% del agua utilizada para la producción de sus bebidas según el volumen de ventas de 2014.

Desde 2004, Coca-Cola ha devuelto a las comunidades y a la naturaleza una cifra estimada en 153.600 millones de litros de agua a través de 209 proyectos comunitarios de agua en 61 países. El sistema Coca-Cola devolvió aproximadamente 126.700 millones de litros de agua utilizada en sus procesos de fabricación a las comunidades y a la naturaleza mediante el tratamiento de aguas residuales en 2014. La combinación de estos esfuerzos ha puesto a Coca-Cola en vías de ser la primera compañía mundial de alimentos y bebidas que devuelve toda el agua que utiliza a las comunidades y a la naturaleza.

Coca-Cola es capaz de devolver una cantidad de agua equivalente a la que utiliza en sus bebidas y en su producción gracias a proyectos de reabastecimiento, mejorando la eficiencia en el uso del aguaen sus plantas, y devolviendo el agua a cuencas y municipios mediante el tratamiento de aguas residuales. Parte del cumplimiento de su objetivo de reabastecimiento es la participación en diversos proyectos comunitarios de agua con foco local. Cada uno de los proyectos se orienta hacia objetivos establecidos tales como proporcionar o mejorar el acceso al agua potable y al aseo, la protección de cuencas hídricas, el apoyo a la conservación del agua, y concienciación sobre problemas hídricos locales de importancia crítica.

Una vez establecidos los proyectos, la compañía y sus socios embotelladores trabajan para asegurar que esos proyectos sigan siendo sostenibles en las comunidades a lo largo del tiempo y que continúen devolviendo agua. Estos esfuerzos, así como proyectos nuevos, a menudo abordan vulnerabilidades de fuentes de agua locales y compensan el volumen de ventas adicional a medida que el negocio de Coca-Cola sigue creciendo anualmente.