SHARE

La famosa firma de ropa de estilo surfero fundada en Australia 1973 y que tanto éxito tuvo entre los adolescentes de los 90, Quiksilver se ha declarado en quiebra y ha anunciado su decisión de entrar en concurso de acreedores tras acogerse al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EEUU.

QUICKSILVER-QUIEBRA
Esta decisión se produce tras unos años de continuo descenso en sus ventas debido a la fuerte competencia de las cadenas minoristas como H&M y su competitiva política de precios. Todo esto ha hecho que la firma haya visto descender un 13% sus ventas, lo que supone alrededor de unos 309 millones de dólares. Lo mismo sucede con su delicada situación bursátil con una descenso del 80% en su acciones hasta los 45 centavos en el último cierre, algo que ha hecho que la bolsa estadounidense diera un ultimátum de seis meses a la firma australiana para mejorar su situación o de lo contrario sería expulsada del parqué. PublicidadSin embargo, la situación de la marca podría dar un giro y solventar sus problemas a través de un acuerdo con la firma de capital privado Oaktree Capital que junto al Bank of America ofrecen a Quiksilver una inyección de 175 millones de dólares para tratar de superar el bache financiero que atraviesa.