SHARE

Apple Inc. está acelerando sus esfuerzos por fabricar un auto eléctrico, designándolo internamente como un “proyecto comprometido” y fijando una meta de envío para 2019, según fuentes al tanto.

APPLE-ACELERA-AUTO
La luz verde fue dada luego de que la empresa pasara más de un año investigando la viabilidad de un auto de marca Apple, incluyendo reuniones con dos grupos de funcionarios gubernamentales en California. Los líderes del proyecto, conocido bajo el nombre clave Titan, han recibido permiso para triplicar su equipo de 600 personas, según un artículo publicado por Daisuke Wakabayashi en The Wall Street Journal.

Apple ha contratado expertos en autos que funcionan sin conductor, pero las personas al tanto de los planes de la empresa californiana dicen que esta no planea hacer su primer auto eléctrico completamente autónomo. Esa capacidad es parte de los planes a largo plazo del producto, dijeron las fuentes.

El compromiso de Apple es una señal de que la compañía ve una oportunidad de convertirse en un participante en la industria automotriz al aplicar el conocimiento que ha refinado en el desarrollo de iPhones, en áreas como baterías, sensores e integración de hardware-software, a la siguiente generación de autos.

Un portavoz de Apple declinó la solicitud de comentarios.
Hay muchas preguntas sin responder sobre la incursión de Apple en el mundo automotor. No se sabe si la empresa tiene un socio de manufactura que se convierta en el equivalente de Hon Hai Precision Industry Co. , el fabricante por contrato que ensambla la mayoría de los iPhones y que es conocido bajo el nombre Foxconn. Buena parte de las automotrices construyen y gestionan sus propias fábricas, pero esa no ha sido la estrategia de Apple con los iPhones o iPads. La manufactura por contrato en la industria automotriz usualmente se limita a algunos pocos modelos de nicho.

La meta de 2019 es ambiciosa. Fabricar un auto es un asunto complejo, incluso más para una empresa sin experiencia. Una vez que Apple complete sus diseños y prototipos, un vehículo aún tendría que superar una letanía de pruebas antes de pasar los obstáculos regulatorios.
En la jerga de Apple, una “fecha de envío” no necesariamente implica que esa sea la fecha en la que los clientes recibirán el nuevo producto. También puede representar la fecha en la que los ingenieros aprueban las funciones principales.

No es extraño que un proyecto de este tamaño y complejidad no cumpla con los plazos establecidos. Fuentes al tanto del plan aseguran que hay escepticismo al interior del equipo respecto a si la meta de 2019 es alcanzable.

A principios del año, The Wall Street Journal informó que Apple había encargado a varios cientos de personas la investigación sobre la creación de un auto eléctrico, con un diseño inicial similar al de una minivan.

Apple ha aumentado sus contrataciones desde entonces, atrayendo a veteranos de la industria automotriz, así como expertos en baterías y visión de máquinas. Fuentes al tanto dicen que empleados a lo largo y ancho de la empresa fueron reasignados a Titan, de la misma forma en la que Apple ensambló un equipo para el Apple Watch.