SHARE

¿Qué quiere decir que ahora Google, ya de por sí puntera, defina el machine learning como algo “radicalmente transformacional” y como una “prioridad absoluta”?

Por Enrique Dans, Profesor en Sistemas de Información en el IE Business School.

2-NEWSLETTER-03-OCTUBRE-2015

Alphabet anuncia los resultados trimestrales de Google, con subidas significativas tanto en facturación como en beneficios con respecto al año anterior que son recibidas con euforia por un mercado que dispara la cotización de la acción por encima de los 700.

Desde la transformación de Google en una compañía situada bajo el holding de Alphabet, Sundar Pichai ha tomado un papel fundamental en la dirección de Google, y ha protagonizado un cambio radical en el estilo directivo de la compañía.

Pichai, ampliamente reconocido por combinar unas capacidades intelectuales elevadas con un estilo directivo basado en gran medida en la inteligencia emocional, ha participado en la comunicación oficial de los resultados, y ha anunciado además un replanteamiento radical en la forma en que la compañía utiliza las tecnologías de machine learning, que pasarán a tomar un protagonismo radical en la práctica totalidad de sus iniciativas y productos.

La frase que define el interés de Google en el machine learning lo deja todo perfectamente claro:

“Machine learning is a core, transformative way by which we’re rethinking everything we’re doing”

(El machine learning es la vía de transformación principal que nos está llevando a repensar todo lo que hacemos)

El anuncio debería llevar a más de uno a plantearse en qué momento estamos. Google es una compañía que ya resulta ampliamente puntera en su uso de la inteligencia artificial y el machine learning: entre otras muchas cosas, es capaz de ofrecernos agentes inteligentes que leen un correo electrónico, entienden perfectamente que habla de una posible cita, y que nos preguntan si queremos hacer seguimiento de la misma en nuestra agenda. O detectar sin ningún tipo de intervención por nuestra parte que las condiciones del tráfico en la ruta hacia nuestra próxima reunión recomiendan que salgamos con más antelación. O entender que varias fotos que hemos hecho en un mismo punto pueden ser agrupadas en una perspectiva, un GIF animado o una historia resumen para compartir. O sin ir más lejos, la clasificación del correo por temática o criticidad, o la detección de spam. Todos esos son ejemplos que seguramente, pocas empresas pueden plantearse en sus ámbitos de actividad, y que resumen una vocación por explotar el machine learning de formas provocativas, experimentales, destinadas a mejorar la propuesta de valor para el usuario.

¿Qué quiere decir que ahora esa compañía, ya de por sí puntera, defina el machine learning como algo “radicalmente transformacional” y como una “prioridad absoluta”? Simplemente, que estamos ante un cambio de era. Un cambio de era sobre el que no solo Google es consciente: otras empresas tecnológicas como Facebook, Apple, Microsoft o Amazon están también incrementando su inversión y su incorporación de profesionales en el área del machine learning, y las empresas tecnológicas son, en realidad, solo la punta del iceberg. En cada industria, es muy posible que los próximos líderes en facturación y en generación de tendencias estén siendo definidos en estos momentos por el nivel de uso que hacen del machine learning y los planes estratégicos que tengan diseñados para esa tecnología.

El anuncio de Google es la constatación de un cambio de era, un auténtico “wake up and smell the coffee”. Pero solo para aquellos que lo sepan escuchar.