SHARE

La oposición venezolana reunida en la Mesa de Unidad Democrática logró un rotundo triunfo en las cruciales elecciones legislativas que renovarán totalmente el Parlamento unicameral de 167 miembros, reporta Marcelo Cantelmi, enviado especial a Caracas del diario Clarin de Argentina.

ESPALDA-A-VENEZUELA
En un giro histórico, la dirigencia opositora sumó 99 bancas contra 46 del oficialismo chavista, con el 96% de los votos escrutados. Resta adjudicar el remanente hasta el total del hemiciclo, que se definirá en las próximas horas. Esto deja a la MUD en el umbral de la mayoría de los dos tercios. Es un avance notable que arrebata al chavista el estratégico Congreso que dominó los últimos 17 años. El informe oficial dijo que la participación fue del 74 por ciento promedio. El presidente Nicolás Maduro habló al país, criticó a la oposición y habló de “deslealtades”.

El régimen bolivariano había extendido más de una hora el cierre previsto a las 18 de los comicios con el argumento de que había colas aun en muchos centros de votación en un esfuerzo para extender la votación y revertir la derrota. La Unidad Democrática, el sello con que se presentó la Mesa, reaccionó reclamando que el presidente Maduro “acepte lo que ya todos sabemos”, sugiriendo que el oficialismo había perdido el estratégico control del Congreso que dominó desde hace 17 años. “No tiene justificación esta demora manteniendo los centros abiertos cuando el pueblo venezolano se expresó de manera clara”, afirmó Julio Borges, dirigente de la estructura opositora.

Fue todo un dato político de la coyuntura que la demanda de finalizar la votación expresada por un comité de cinco ex presidentes latinoamericanos provocó una furiosa reacción del saliente presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, el gran derrotado de la jornada, que exigió que los mandatarios sean expulsados de inmediato del país.

La oposición se expresó todo el día a través de un canal por internet debido a que toda la televisión que cubre las elecciones sólo informa el lado oficialista, en una sorprendente exhibición de censura a la otra vereda. Esos canales hasta muy entrada la noche, no anticiparon datos de ninguna índole sobre el comicio, pero los debates por momentos analizaban las razones del cambio en el ánimo de los lectores en Venezuela y la región.