SHARE

Los estudios sobre el comportamiento del consumidor sugieren que, en los últimos años, la ética empresarial y la responsabilidad social de las compañías son aspectos cada vez más relevantes para el consumidor.

CONSUMIDORES-CASTIGAN
Los consumidores actuales reflexionan antes de tomar sus decisiones de compra y cada vez son más sofisticados a la hora de elegir los productos y servicios que desean adquirir. Puede que no recompensen a las empresas que, bajo su criterio, desarrollan su actividad con ética, pero según los últimos informes, sí que tienden a castigar a aquellas compañías poco éticas o que no tienen una buena política de responsabilidad social empresarial.

Para demostrarlo, las compañías especializadas en investigación de mercados Mintel y Lightspeed GMI realizaron una encuesta en la que participaron 2.000 internautas estadounidenses. Más de la mitad de los encuestados afirmó que está dispuesto a dejar de consumir los productos de las marcas que considera poco éticas. Además, cerca de un tercio de los usuarios lo comenta con sus familiares y amigos.

Sin embargo, solo un 45% de los encuestados valora especialmente el comportamiento ético de una empresa y un 34% lo comentaría con las personas de su entorno. La mayoría de los internautas considera que la ética es un ingrediente esencial en las empresas y da por hecho que actúan de manera responsable.

La principal conclusión que arroja el estudio es que el buen comportamiento de una compañía no es un factor relevante a la hora de comprar o recomendar los productos de una marca. Por el contrario, la falta de ética en las compañías es un problema que pasa factura y que puede influir (y mucho) en la cifra de ventas, ya que los consumidores no dudan en dejar de apoyar a una marca y gritar a los cuatro vientos que tiene unos valores poco éticos.

Preguntados por la influencia que la ética de una compañía tiene en sus decisiones de compra, un 50% de los encuestados afirmó que “alguna vez” ha realizado una compra teniendo en cuenta los valores éticos de la marca.

Otros estudios sugieren que la mayoría de los internautas muestra su apoyo a las empresas socialmente responsables comprando productos que no dañen el medio ambiente.