SHARE

Hace tan solo dos años que Jeff Bezos compró el prestigioso Washington Post por 250 millones de dólares, una compra que sorprendió a muchos.

JEFF-BEZOS-WASHINGTON-POST

El empresario proveniente del mundo tecnológico se embarcaba en un negocio de prensa impresa en el que no solo no contaba con experiencia sino que parecía abocado al fracaso ante el declive de los diarios en papel.

La transformación digital que ha comenzado en el diario ha dado sus frutos convirtiéndolo en una referencia al sobrepasar al legendario New York Times en visitas únicas durante dos meses. “No sabía nada sobre el negocio de los diarios pero sabía algo de internet y eso combinado con el colchón financiero que podría ofrecer fue la motivación que me llevó a adquirir el Post“, explicaba Bezos el pasado año sobre la compra.

El crecimiento digital del Post ha sido espectacular pasando de 26 millones de usuarios únicos en agosto de 2013 a 72 millones en noviembre de este mismo año y esto es debido a varias iniciativas que se han llevado a cabo. Una de ellas ha sido su apertura hacia una cobertura informativa más amplia a nivel nacional e internacional, el aumento de la plantilla en 70 empleados hasta llegar a un total de 700 en la compañía. A pesar de que Bezos no trabaja en la redacción, sí ha querido implicarse de lleno en el proyecto estando en constante contacto con la plantilla y dirigiendo la transformación digital basada en una estrategia de datos. Además, Bezos ha aprovechado su mina de oro, Amazon para dar un empuje al nuevo Post a través de la sinergia entre ambas compañías. Así, los suscriptores de Amazon Prime pueden disfrutar del acceso gratuito a los contenidos nacionales del diario durante 6 meses y posteriormente continuar con un descuento del 60% en la suscripción. También los propios empleados de Amazon han recalado en el Post sobre todo, aquellos provenientes de los equipos de ingeniería y la ciencia de datos lo que ha hecho posible la mejora de los procesos. Sin embargo, no todo es como parece pues, algunas decisiones como congelar sueldos han sido impopulares y polémicas entre el staff del Post. También algunos periodistas se han quejado sobre la presión que se ejerce sobre ellos por conseguir altos niveles de tráfico web, algo que ha negado de manera tajante la portavoz del periódico Kris Coratti. Y aunque el auge de la versión online del Post ha sido sorprendente, la versión en papel no parece haberse visto afectada por la llegada de Bezos pues, continúa en declive tras descender un 18% sus ventas desde que su propietario llegó a la compañía.