SHARE

Aunque te guste tu trabajo, es normal que te preguntes si estarías mejor en otro lugar. Mantener ojos y oídos abiertos a nuevas oportunidades no es un signo de deslealtad.
ANTES-DEJAR-EMPLEO
De hecho, puede ser que esa búsqueda solo confirme que estás en el puesto correcto, según un artículo del portal del empleo The Muse.

“Aquí un secreto: la gente que hace los mejores movimientos profesionales no están cambiando de trabajo por un sueldo más alto o para evitar un compañero laboral fastidioso. Esas personas piensan hacia adelante, con una meta orientad y pensando de forma integral sobre cómo este cambio impactará en sus carreras”, dijo Clark Valberg, cofundador y CEO de InVision, plataforma de diseño colaborativo y comunicación.

Si no estás seguro de abandonar tu trabajo actual por las razones correctas, te presentamos cuatro preguntas que debes hacerte para tomar la mejor decisión, según Valberg.

1. ¿Estarás mejor capacitado para alcanzar tus metas?
Quizá siempre quisiste perseguir un camino particular en tu carrera. O tal vez encontraste recientemente una pasión en la que quieres profundizar en tu empleo diario. Si tu meta es comer, dormir y respirar, y hay alguna oportunidad en tu puesto actual, tiene sentido que vayas a un lugar que formará una parte más grande de tu trabajo.

Pero si es lo que quieres en tu nuevo trabajo, necesita ser tu prioridad. Querrás este nuevo puesto para remediar la frustración profesional que experimentas (y no sólo el mismo problema con diferente envoltura) o ayudarte a alcanzar tu nueva meta.

Una de las mejores maneras para saber si tu nuevo empleo encaja con tu plan a largo plazo es descubrir qué pasó con la última persona que ocupó ese empleo.

2. ¿El nuevo empleo te ayudará a expandir las habilidades que quieres?
Si este nuevo puesto te ayuda a aprender cosas que de otra manera estarías leyendo por tu cuenta en tus ratos libres, es una gran señal. “Hazlo que amas y nunca trabajarás un día de tu vida”, puede ser cliché, pero no lo hace irrelevante.

¿Y si no es algo que estudiarías un domingo? Entonces pregúntante si te ayudará alcanzar tus metas prioritarias.

3. ¿Tendrás una mayor esfera de influencia?
La mayoría de la gente está motivada por una oportunidad de insipirar un cambio positivo, significativo a través de su trabajo. Hay pocas cosas tan contraproducentes para la gente enfocada que sentirse ineficaces.

En un estudio en el que se pidió a los participantes construir series consecutivas de Legos por menos y menos dinero, creaciones anteriores de un solo grupo se guardan hasta el final del experimento, y los del otro grupo fueron separadas tan pronto como se concluían. A pesar de que cada grupo estaba siendo compensada la misma manera, el grupo que tenía su trabajo conserva construido más modelos.

“Nos gusta conocer nuestro trabajo significa algo, incluso a corto plazo. Por lo tanto, considera seriamente un nuevo trabajo que le permitirá tener un mayor impacto”, dijo Valberg.

4. ¿Te emocionas con la gente que trabajarás?
La cultura es la palabra de moda. Puede ser tendencia, pero eso no significa que no sea importante. Para tener éxito en un papel en el que vas a trabajar en estrecha colaboración con varios miembros, debes absolutamente llevarte bien con ellos.

Eso no quiere decir que siempre estés de acuerdo. Hay veces en las que, incluso, no deberías. Más bien, los miembros del equipo deben ser personas que te buscan, aparte de que hayas aceptado el trabajo. Ambos deberían desafiarte e inspirarte a pensar de manera diferente y ampliar tus métodos.

Pregúntale al reclutador si puedes conocer a más gente más allá del director de recursos humanos. Recuerda, es el trabajo de un reclutador atraerte con los mejores aspectos del trabajo. Esos rasgos pueden ser legítimos, pero tú necesitas el panorama completo antes de tomar una decisión.Pon mucha atención a la atmósfera, el carácter y las situaciones que te encuentres.