SHARE

Manny Pacquiao fue el héroe de la pelea del siglo del año pasado frente a Floyd Mayweather. Pacquiao fue el congresista filipino temeroso de Dios que se habían reformado y superado sus adicciones a las mujeres y las apuestas, mientras que Mayweather era sobre quien pesaba el estigma de la violencia doméstica.

ADIDAS-CONTRA-DISCRIMINACION
La pelea fue una estafa sobre el ring, pero generó 4.6 millones de compras de pay-per-view y 600 millones de dólares (mdd) en ingresos totales, destaca Kurt Badenhausen en Forbes Magazine.

Ahora, las creencias religiosas de Pacquiao están golpeando su bolsillo después de que dijera que las relaciones homosexuales eran “peor que animales” en medio de una campaña electoral al Senado de Filipinas. Nike, el gigante de ropa deportiva, retiró el patrocinio a Pacquiao, y emitió la siguiente declaración:

“Encontramos los comentarios de Manny Pacquiao aberrantes. Nike se opone firmemente a cualquier tipo de discriminación y tiene una larga historia de apoyo y la defensa de los derechos de la comunidad LGBT. Ya no tenemos una relación con Manny Pacquiao.”

Ésta no es la primera vez Nike retira el patrocinio a Pacquiao. Nike no renovó su asociación después de que expiró a finales de 2012. Varias voces pidieron a Nike hacerlo en la primera mitad de ese año cuando Pacquiao hizo comentarios similares acerca de los matrimonios del mismo sexo, pero Nike esperó para ver la actuación de Pacquiao en ring. No era buena. Manny perdió sus peleas, incluyendo un devastador nocaut a manos de Juan Manuel Márquez en diciembre de 2012. Casi la totalidad de los patrocinadores de Pacquiao se alejó en ese punto, incluyendo a Nike.

Pacquiao fue el segundo atleta mejor pagado del mundo el año pasado con ganancias de 160 mdd gracias a la pelea con Mayweather. Ganó 12 mdd fuera del ring por patrocinios, licencias y apariciones. La pelea con Mayweather elevó las ganancias en su carrera a 485 mdd. Los patrocinios representan menos del 10% del total. Pacquiao enfrentará a Timothy Bradley por tercera vez el 9 de abril, en la que, dijo, será su última pelea para después concentrarse en su carrera política.

Pacquiao invocó su religión en su primera disculpa con respecto a sus comentarios homofóbicos: “Prefiero obedecer el mandato del Señor de obedecer a los deseos de la carne. No estoy condenando a nadie, pero sólo digo la verdad de lo que dice la Biblia.”

Siguió con una segunda “disculpa”, emitida a través de un video publicado a través de las redes sociales: “Siento haber herido a las personas al comparar a los homosexuales con animales. Por favor perdónenme los que he dañado.”