SHARE

El sexo está en la mente de todo el mundo casi todo el tiempo. No sólo lo tenemos, sino que lo vemos constantemente. Con este nivel de demanda, la industria de la pornografía se enfrenta al reto de innovar constantemente.

REALIDAD-VIRTUAL
La evolución del sexo en TV fue muy lenta, hasta los primeros años del siglo XXI, cuando la velocidad del Internet aumentó vertiginosamente, permitiendo un acceso mucho más sencillo a la pornografía. Esto permitió a los directores de TV incluirlo (tanto el acto como conversaciones al respecto y temas de identidad sexual) en sus programas.

Ya sea en los canales premium como HBO con Game of Thrones y Ballers o en servicios de streaming como Netflix con Orange Is the New Black y House of Cards, el sexo está en todas partes. Incluso los programas de canales de acceso público comienzan a presentar situaciones cada vez más reales.

Y ahora, con un acceso tan sencillo, la pornografía “normal” ha perdido algo de su atractivo. ¿Qué hará la industria para asegurarse de que su contenido sea innovador?, se pregunta el especialista Jarone Ashkenazi.

La industria del cine para adultos siempre ha estado dispuesta a probar con nuevas tecnologías –estuvieron entre los primeros que incorporaron la HD y 3D– y está buscando un medio para ofrecer una nueva experiencia a las audiencias. Por tanto, están intentando aprovechar la más reciente tendencia en tecnología, la Realidad Virtual o RV. TrendForce estima que los ingresos que generará la RV este año serán de alrededor de 6.7 miles de millones de dólares y que el mercado podría crecer hasta 70 mil millones en 2020.

La idea detrás del concepto de pornografía RV es simple: sólo debes portar unos lentes de RV de Valve/HTC, Oculus o un GearVR y serás parte de la acción. Con esta tecnología nada quedará reservado a la imaginación.

En la más reciente edición del Consumer Electronics Show (CES) en Las Vegas, Naughty America, una de las compañías productoras más exitosas de video para adultos, presentó sus nuevos contenidos de RV y recibió halagos de parte de la industria. Aunque el mercado de RV sólo representa el 2% del valor total de la industria sigue una clara trayectoria de crecimiento. De acuerdo con Ian Paul, CIO de Naughty America, “predecimos que para finales del 2016, entre 10 y 20 millones de personas consumirán contenido de RV por lo menos una vez al mes y eso atraerá a clientes poco frecuentes. Y esto se pondrá aún mejor”. Además, John Sheehy, presidente de operaciones globales de StarcomMediavest Group mencionó en CES que la RV podría ser el futuro del negocio.

Adicionalmente, ha habido conferencias sobre este tema en shows y convenciones como XBIZ y la Adult Entertainment Expo (AVN). En el festival SXSW en marzo habrá una sesión titulada “Pornografía RV: el futuro se acerca, ¿qué sigue?”.

En XBIZ 2016, en un panel titulado “VR Porn: Technologies, Solutions & Realities”, Todd Gilder de BaDoinkVR, dijo que la pornografía de RV es “lo más emocionante que le ha pasado a la industria desde la llegada del Internet”. Fabian Grey, CEO de AliceX.com, también dijo que la RV “acerca a los interpretes y los consumidores agregando capas de realidad a la experiencia”.

Durante la AVN Adult Entertainment Expo en enero, Brian Shuster, CEO de HoloFilm Productions, lanzó HoloGirlsVR.com. Habló sobre la forma en que la industria se transformará gracias a la RV y que “generará una sensación de inmersión total. La gente no quiere tener un clímax rápido. Nuestros miembros vivirán experiencias más intensas porque se conectarán con sus amigos y parejas, que serán los mismos intérpretes”.

“Este nuevo medio facilita un nivel de intimidad y conexión que nos permite construir experiencias para los usuarios que sobrepasan lo que podíamos hacer antes. Es como comparar una fotografía con una película IMAX”, dice la actriz Ela Darling, co-fundadora de VRtube, la primera plataforma de Webcam 3D en vivo. En vez de simplemente ver a alguien actuar una escena, puedes experimentar algo parecido a ser el interprete. “La cuestión no es si la RV revolucionará el entretenimiento para adultos, sino cuándo lo hará”, dice Alec Helmy, de XBIZ.
¿Nos volveremos adictos a los lentes de RV y la experiencia porno que ofrecen? ¿Nos aislaremos cada vez más del mundo real? Y la pregunta más importante: ¿El sexo real se convertirá en algo obsoleto o una simple segunda opción?