SHARE

La icónica Playboy está explorando la posibilidad de una venta, según informan fuentes familiares con el asunto, en medio de una transformación de la revista masculina hacia una actividad más centrada en la gestión de licencias de su marca.

PLAYBOY-VENTA
En octubre, la empresa informó que dejaría de mostrar desnudos a partir de su publicación de marzo, en un reflejo de cómo se ha visto afectado el negocio por la disponibilidad de pornografía a través de Internet. En 2009 ya se especuló con una venta, y de hecho se reportaron conversaciones con la firma Iconix Brand Group.

En enero la compañía informó que vendería la Mansión Playboy, en Los Angeles, donde el fundador Hugh Hefner realizaba sus famosas fiestas con famosos, con un precio de venta de 200 millones de dólares.

La primera portada de Playboy estuvo protagonizada por Marilyn Monroe, pero lejos quedan esas épocas de esplendor. Su red de cable también ha perdido fuelle, de nuevo por el impacto de Internet.

En 2011, empezó a transformarse en una compañía de gestión de marca, como la licencia del conejito de Playboy en una variedad de productos, desde colonias hasta joyería. Ese año dejó de cotizar en bolsa, pero no fue algo con lo que se lograra revitalizar la compañía, en una época en la que los lectores del papel se están reduciendo.

Las dificultades llevaron a que en 2014 refinanciara 147 millones de deuda con un único prestamista. Standard & Poor’s dijo ese mismo ejercicio que la editora era “vulnerable” por sus dificultades esporádicas para operar, por la competencia en la licencia de marcas y por una peor visión de la industria de la prensa impresa.