SHARE

Expertos, consultados por la revista Forbes, opinan sobre las tendencias en materia de tecnología para el año 2017: inteligencia artificial, internet de las cosas, datos masivos en la nube y mayores retos en cuanto a seguridad informática.

PREDICCIONES-TECNOLOGICAS
Aquí los desglosamos:

 

Inteligencia artificial
Uno de los temas más calientes en cuanto a la inteligencia artificial es el del mercado de los chatbots, un programa de software que puede interactuar con un ser humano utilizando el lenguaje natural en una conversación.

Según Stuart Frankel, CEO de Narrative Science, “los recientes esfuerzos combinados de un grupo de gigantes tecnológicos innovadores sugieren que 2017 pudiera ser un año en el que la interacción con la tecnología a través de la conversación se convertiría en una norma. Los chatbots están cambiando de juego. Desde que surgieron las computadoras, nos hemos visto obligados a hablar su lenguaje para comunicarnos con ellas, pero ahora les estamos enseñando a comunicarse en nuestro idioma”.

Motores de búsqueda como Google y Bing ya permiten búsquedas a través de la palabra hablada, mientras que Facebook lanzó DeepText para entender los patrones conversacionales y los intereses de los usuarios individuales.”

A partir de 2017, no sería descabellado imaginar un futuro en el que podamos solicitarles a nuestros dispositivos personales cualquier tipo de información: ‘¿Cuándo fue mi último examen físico?’, o ‘¿qué restaurante a 10 minutos de distancia tiene una mesa disponible para dos personas?’”, concluye el ejecutivo.

De acuerdo con Aman Naimat, Vicepresidente de Tecnología en Demandbase, “los vendedores comenzarán a tener conversaciones hiper-personalizadas a escala usando inteligencia artificial”.

Para el directivo, estas conversaciones personalizadas ya están ocurriendo entre los gestores de cuentas estratégicas, “pero en 2017 la inteligencia artificial permitirá que estas conversaciones crezcan más allá de un selecto grupo de personas. Por lo que cada uno de los 10 millones de visitantes de una empresa puede aspirar a entablar una conversación única con una marca en función de sus necesidades específicas.”

“La inteligencia artificial hará que la hiper-personalización sea posible”, asegura.

Aprendizaje profundo
El reciente éxito del aprendizaje profundo -un conjunto de algoritmos en aprendizaje automático- en tareas como el reconocimiento de imágenes y la traducción automática ha servido de catalizador para las inversiones y la experimentación con Inteligencia Artificial.

Según Bill Franks, jefe de analítica de Teradata, “el aprendizaje profundo es sorprendentemente poderoso para algunas áreas como el reconocimiento de imágenes. Sin embargo, eso no significa que pueda aplicarse en todas partes. Cuando este llegue un gran número de empresas en 2017, el mercado comenzará a reconocer dónde realmente tiene sentido y donde no. Al definir mejor dónde resulta valioso, se aumentará el enfoque en las áreas adecuadas y crecerá su valor”.

Por otra parte, Quentin Gallivan, CEO de Pentaho, predice que “quienes primeros adopten la Inteligencia Artificial estarán en ventaja en la digitalización de los negocios”.

Análisis masivo de datos en la nube
“Como mismo la mayoría de las compañías evolucionaron hacia la inclusión de capacidades y características en la nube, en 2017 acercará el aprendizaje automático a casi todos los aspectos de la Inteligencia Artificial”, predice Ash Ashutosh, fundador y CEO de Actifio, y asegurá que esto marcará “el comienzo de una nueva era de comprensión y análisis de datos”.

“La Inteligencia Artificial permitirá a los vendedores de negocio a negocio aprovechar más datos y extender toda la red de negocios de una empresa a clientes, socios, proveedores y demás. Esta visión completa de 360 grados les permitirá a los vendedores adelantarse de mejor manera los compradores potenciales, así como personalizar las campañas y cerrar más ofertas”, opina Peter Isaacson, de Demandbase.

“En 2017, la calidad de los datos será un requisito previo para las predicciones de una Inteligencia Artificial de calidad”, predice Darian Shirazi, cofundador y CEO de Radius.

“Veremos que más empresas se enfocan en resolver el reto de mantener datos precisos y valiosos, de modo que la tecnología de la Inteligencia Artificial cumpla con su promesa de impulsar el cambio y la mejora para las empresas”, declara Shirazi.

Para Ashish Thusoo, CEO de Qubole, “el big data [acumulación masiva de datos] y la nube estarán enlazadas”.

Como resultado, cada vez más compañías se acercarán a la nube para facilitarse los costos de administración de datos. “En 2017, esperamos que las empresas trasladen en masa sus grandes proyectos de datos a la nube”, dice.

Para Ihab Ilyas, co-fundador de Tamr y profesor de Ciencias de la Computación en la Universidad de Waterloo, “El análisis de datos será vertical, y las empresas que construyen soluciones verticales dominarán el mercado”.

“Las empresas de análisis de datos de propósito general comenzarán a desaparecer -asegura Ilyas-. Las startups de análisis de datos verticales desarrollarán sus propias soluciones para la recopilación de datos, la preparación y el análisis”, concluye.

Internet de las cosas
Por otra parte, en 2017 crecerá la importancia del Internet de las Cosas. Sin embargo, según Prat Moghe, fundador y CEO de Cazena, “el Internet de las Cosas sigue siendo una palabra de moda popular, pero su adopción será lenta”.

Este es un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con internet. Si los objetos estuvieran codificados sería más fácil seguirlos, y, por ejemplo, conocer la caducidad de medicinas y alimentos mediante un solo clic.

“La complejidad del Internet de las Cosas seguirá afectando a los primeros que quieran adoptarlo, quienes consideran que sería un gran reto integrarlo a sus productos –opina Moghe-. En su lugar, las empresas concentrarán sus recursos en otros proyectos de datos y análisis menos arriesgados”.

Mayores retos de ciberseguridad
Ya sea rápida o lenta, la adopción del Internet de las Cosas añadiría nuevas vulnerabilidades en un escenario de ciberseguridad que de por sí ya es complicado.

“Garantizar las infraestructuras críticas contra los ataques cibernéticos será priorizado, algo que el presidente electo Donald Trump consideró como uno de sus principales objetivos durante sus primeros 100 días”, predice Michael Shalyt, vicepresidente de productos de Aperio Systems.

Por otra parte, Tomer Naveh, CTO de Adgorithms, predice el surgimiento de la plaza de “Supervisor de Inteligencia Artificial”.

“En 2017, veremos la aparición de los ‘supervisores de IA’ en la fuerza de trabajo. Estamos conscientes de que muchas de las tareas manuales intensas que hacemos en nuestra vida cotidiana y en el trabajo serán automatizadas por las máquinas –considera Naveh-. Como resultado, veremos a la gente dejando de hacer tareas por sí mismos, para supervisar el software de Inteligencia Artificial que los ha reemplazado”.