SHARE

Según una encuesta a los 35 años de edad los empleados comienzan a sentirse más infelices en el trabajo que sus compañeros más jóvenes.

El estudio de la firma de recursos humanos Robert Half U.K. realizado entre 2,000 británicos, uno de cada seis trabajadores británicos mayores de 35 años dijo que se sentía infeliz, más del doble que en el caso de los menores de 35. Casi un tercio de las personas mayores de 55 años dijo que no se sentía valorada, mientras que el 16 por ciento dijo que carecía de amigos en el trabajo.

Está el estrés de encontrarse en un puesto alto, o la decepción de no haber escalado lo suficiente en la propia carrera.

Es cierto, los salarios son más altos, pero la vida empieza a hacerse más cara. “El equilibrio trabajo-vida” comienza a significar ocuparse de los hijos en lugar de limitarse al manejo del estrés personal.

“Llega un momento en que no se ha alcanzado el éxito, el trabajo nos ha agotado o la experiencia nos dice que la familia es más importante”, dijo el profesor Cary Cooper, un investigador del ámbito laboral de la Manchester Business School. “Uno se pregunta: ‘¿Para qué hago esto?’”

La quinta parte de los empleados británicos mayores considera que sus empleadores no valoran por igual al personal de diferentes edades, según una encuesta de City & Guilds Group, una organización de desarrollo de habilidades.

Un tercio de los trabajadores mayores de 55 años siente que se lo margina y que se favorece al personal más joven, según Capita Resourcing.

También es posible que los más jóvenes tengan menos expectativas, mayores esperanzas y que aún no estén agotados.

El gobierno estadounidense estima que una de cuatro personas tendrá 55 años o más en el mercado laboral de 2024.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here