SHARE

Decálogo con las peores maneras de terminar una presentación en público elaborado por el fundador de las populares charlas TED.

Chris Anderson presidente de TED (Tecnología, Entretenimiento y Diseño) en su libro Charlas TED (Ediciones Deusto), nos brinda un sencillo manual en el que analiza las claves para generar empatía, suscitar emoción e intercambiar conocimiento en una intervención en público. Anderson ha trabajado de cerca con todos los personajes que han participado en TED y ha analizado las bambalinas de las ponencias de todos estos conferenciantes.
Anderson ha elaborado un decálogo con las peores maneras de acabar una intervención en público. ¿Has cometido alguno de estos errores?
1. Bueno, pues se me ha acabado el tiempo, así que lo dejo aquí. “¿Quieres decir que tenías mucho más que decir, pero que no puedes porque no lo has planificado bien?”, plantea Anderson.
2. Finalmente, quiero dar las gracias a mi maravilloso equipo… También a mi universidad y a mis patrocinadores… “Muy bien, pero ¿te preocupan más ellos que tu idea y más que nosotros, tu público?”, se pregunta este autor.
3. Así pues, dada la importancia de este tema, espero que podamos iniciar una nueva conversación sobre él todos juntos… “¿Una conversación? Eso queda un poco cojo, ¿no? ¿Y cuál debería ser el resultado de esa conversación?”, defiende Anderson.
4. El futuro está lleno de desafíos y oportunidades. Todos los que estemos aquí tenemos en nuestras manos cambiar las cosas. Soñemos juntos. Seamos el cambio que deseamos ver en el mundo. “Un sentimiento muy hermoso, pero los tópicos, realmente, no ayudan a nadie”, asevera.
5. Voy a terminar con este vídeo que resume mis argumentos. “¡No! ¡Nunca termines con un video! ¡Termina tú!”, advierte.
6. Y con esto doy por terminada mi argumentación. ¿Alguna pregunta? “O cómo frenar el aplauso antes de que se produzca…”, bromea Anderson.
7. Lo siento, no he tenido tiempo de abordar aquí algunos de los temas importantes, pero espero haberos ofrecido un aperitivo de la cuestión. “¡No te disculpes! ¡Planifica con más cuidado! Tu misión era dar la mejor charla posible en el tiempo disponible”, argumenta.
8. Antes de terminar, debo señalar que mi organización, seguramente, podría resolver este problema si contara con la financiación adecuada. Está en sus manos cambiar el mundo con nosotros. “Vaya, o sea que ¿esto ha sido una campaña de recogida de fondos desde el principio?”, plantea.
9. Gracias por ser un público tan extraordinario. Me ha encantado estar aquí con ustedes, hablándoles. Conservaré esta experiencia durante mucho, mucho tiempo. Ha tenido mucha paciencia, y sé que se llevarán hoy… “Con un simple ‘gracias’ habría sido suficiente”, resume.
10. Finalmente, el punto clave… Así pues, concluyendo… Ah, una última cosa… Y vuelvo a hacer hincapié… “Asombra constatar cuántas charlas pasan por una serie de falsos finales, como si el conferenciante no pudiera abandonar el escenario. A menos que planifiques bien tu conclusión, puedes encontrarte añadiendo un párrafo tras otro”, concluye.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here