SHARE

Starbucks cierra su tienda en línea y ha perdido la batalla en el mundo del ecommerce. En julio ya había cerrado 400 tiendas de la marca Teavana.

La mundialmente reconocida cadena de cafeterías cerró el domingo su servicio de venta en línea en Estados Unidos en contraste con otros comercios y distribuidores que buscan sumarse al comercio en la Internet.

Los estadounidenses ya no pueden pedir cafés desde sus computadoras o teléfonos y deben necesariamente ir a los locales de Starbucks. La empresa dijo que quiere simplificar sus operaciones.

“Puedes comprar tu café o tus productos Starbucks en tu local de la esquina”, dijo la empresa en un correo a sus clientes.

“No podemos sin embargo garantizar la disponibilidad de productos en esas tiendas pero tenemos certeza de que tendrás opciones”, añadió.

La decisión de Starbucks difiere de la de otras cadenas de comerciales que buscan ganar espacio en internet para frenar el descenso de sus ventas y seducir a los “Millenials”, las personas de entre 17 y 35 años que esencialmente compran en línea.

“Económicamente es una buena decisión”, dijo R.J. Hottovy, analista de la firma MorningStar. Indicó que incluso en el futuro Starbucks podría vender sus productos a través de Amazon.com y evitarse los costos de operar las ventas en la web.

Kevin Johnson, director general de Starbucks, dijo que la distribución enfrenta actualmente “cambios sísmicos” y para sobrevivir los comerciantes deben tener mucha inventiva para atraer a los clientes a sus tiendas físicas.

El auge de las compras en la red ha generado el cierre de miles locales comerciales de Estados Unidos y una menor concurrencia a los centros comerciales (malls). En julio, por ejemplo, cerró unas 400 tiendas de la marca Teavana que estaban instaladas en malls y daban pobres resultados.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here