SHARE

En Argentina, McDonald´s tuvo la iniciativa de poner en marcha una acción solidaria que consistió en donar todos los beneficios de la venta de su hamburguesa estrella a la lucha contra el cáncer infantil. Su acérrima competidora, Burger King se sumó a la causa animando a sus clientes a comprar una Big Mac en los establecimientos de su competidor.

Nunca viene mal una tregua, especialmente cuando la Navidad acecha a la vuelta de la esquina. El pasado 10 noviembre los restaurantes de Burger King en Argentina hicieron algo realmente sorprendente en el transcurso de una acción ideada por la agencia David: dejar de vender Whoppers por un día e invitar a sus clientes a comprar una Big Mac en los restaurantes de McDonald´s. Burger King se sumó así a la campaña “Mc Happy Day”, que consistió en donar todos los beneficios de la venta de la hamburguesa estrella de McDonald´s a los niños que padecen cáncer. Imposible encontrar una causa mejor para dejar descansar los guantes de guerra, aunque sólo fuera por un día.

A pesar del innegable altruismo por parte de Burger King, lo cierto es que también supo sacar crédito de su sorprendente iniciativa: dejó caer a sus clientes que ese día debían comprar su hamburguesa en el “lugar donde no hacen la carne a la parrilla”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here