SHARE

(EMPLEO – CONDICIONES – COMPORTAMIENTO – TRABAJO) Monique Valcour, en un artículo en Harvard Business Review, señala que cuando las condiciones que una persona encuentra en el trabajo exceden su capacidad para manejarlas, esta corre el riesgo de quedar agotado y “quemado”.

Tiene derecho a tener un trabajo que le enriquezca y le anime en lugar de que le rebaje. Esta es mi propia declaración personal de los derechos humanos en el trabajo. Comprende todo lo que hago como coach, profesora de gestión y ser humano, pero es sorprendentemente controvertido. Los gerentes y empleados de organizaciones de todo el mundo han asumido que el salario y otras retribuciones del contrato son todo lo que puede esperar recibir del trabajo (y todo lo que le debe a sus empleados) y que no es realista esperar beneficios menos tangibles como confianza, respeto, autonomía, civismo y la oportunidad de tener un impacto positivo en los demás. Esta visión empobrecida del trabajo se manifiesta en actitudes y comportamientos en el lugar de trabajo que acaba desgastando a los empleados. También atrapa a las personas en trabajos que perjudican su bienestar y sentido de sí mismos.

Cuando las condiciones y demandas que encuentra en el trabajo, como la carga de trabajo, el nivel de autonomía y las normas de comportamiento interpersonal, exceden su capacidad para manejarlas, corre el riesgo de agotarse. El desgaste (burn out en inglés) tiene tres componentes: cansancio (energía perdida), cinismo (entusiasmo perdido) e ineficacia (pérdida de confianza en uno mismo y capacidad para desempeñarse), pero no tiene que estar experimentando los tres para sufrir graves consecuencias. Por ejemplo, si no cree en las actividades centrales, el liderazgo y la cultura de su organización, es probable que se sienta desmoralizado incluso si todavía hace bien su trabajo.

ESTE ARTÍCULO TE PUEDE INTERESAR

Actividades que te ayudarán a combatir el estrés

Desgaste

Si bien los intentos de reducir o prevenir el desgaste recaen principalmente en las personas, la investigación ha establecido que los factores laborales y organizacionales que están fuera del control de un empleado individual contribuyen al desgaste profesional, al menos tanto como los factores personales. Es más probable que las personas experimenten desgaste profesional frente a condiciones tales como cargas de trabajo demasiado altas, bajos niveles de control del trabajo, falta de civismo, intimidación, problemas administrativos, bajo nivel de apoyo social, recursos organizativos deficientes, líderes estresados y conductas de liderazgo negativas. Las organizaciones que generan un desgaste desenfrenado pueden ser como centros de brotes de enfermedades infecciosas. Muchas personas presentan síntomas y los efectos nocivos repercuten en todo el sistema de relaciones con los empleados, tanto dentro como fuera del lugar de trabajo.

Desafortunadamente, en contraste con las respuestas médicas que mitigan las epidemias, los vectores de desgaste organizacional a menudo no se controlan mientras que a los empleados que sufren se les deja gestionar este problema lo mejor que pueden por sí mismos.

Dejar el trabajo

Por lo tanto, puede llegar un momento en el que dejar su trabajo u organización sea la mejor forma de actuar en respuesta al desgaste profesional. Me enfrenté a esta decisión hace unos años mientras trabajaba para una organización quetenía numerosos factores de riesgo de desgaste profesional y muchos empleados quemados. Probé múltiples estrategias para aumentar mi compromiso, como hacer mi trabajo de forma más artesanala.

Busqué maneras de crear valor para mi empleador que explotaran mis puntos fuertes. Obtuve el acuerdo para modificaciones de trabajo ligeras que me permitieron pasar más tiempo en el trabajo que encontré significativo y menos tiempo en las tareas que no me gustaban. Reduje mi exposición a tareas, personas y situaciones que agotaran mi energía en la medida de lo posible.

Con el tiempo, sin embargo, mi capacidad de ejercer control sobre mi trabajo fue significativamente limitada. Se me asignó una mayor cantidad de tareas estresantes y se me negó la oportunidad de hacerme cargo de las que encontré satisfactorias.

El ejercicio vigoroso, el yoga y la meditación demostraron ser poco adecuados para controlar mi estrés; además me pareció necesario tomar tranquilizantes. No pude distanciarme psicológicamente de las tensiones de mi lugar de trabajo. Las tareas familiares requerían más tiempo y esfuerzo para completarse, con el resultado de que trabajaba casi continuamente. Siempre he estado orientada a los logros y sentir que mi capacidad creativa y productiva se alejaba de mí era aterrador. Los amigos observaron que estaba claro que era miserable en el trabajo. Me di cuenta de que, aunque dejar mi trabajo implicaba un cambio de carrera importante y una reubicación no deseada, mi bienestar dependía de ello.

¿Su trabajo/empleador le permite ser la mejor versión de usted mismo? Un trabajo sostenible aprovecha sus puntos fuertes y le ayuda a rendir al máximo.

Como saber cuando

Si se siente agotado, ¿cómo sabe cuándo es el momento de dejarlo? Reflexionar sobre las siguientes preguntas puede ayudarle a determinar si debe abandonar su trabajo.

¿Su trabajo/empleador le permite ser la mejor versión de usted mismo? Un trabajo sostenible aprovecha sus puntos fuertes y le ayuda a rendir al máximo. Una de las experiencias desmoralizadoras más consistentes de las que informan mis clientes es tener que trabajar en condiciones que limitan su desempeño a un nivel muy inferior de su potencial, por ejemplo, una carga de trabajo abrumadora, objetivos contradictorios, expectativas poco claras, recursos inadecuados y falta de apoyo gerencial. Las barreras persistentes al buen desempeño frustran la necesidad humana de dominio. Además, cuando está agotado, proporciona menos valor de lo que trabajaría en condiciones más propicias para su desempeño y compromiso. A medida que mi desgaste progresaba, mi motivación se desplomó y pude ofrecerle menos a mi empleador. No solo la organización me estaba lastimando, yo también estaba lastimando a la organización. El desgaste es como una relación que se desarrolló mal: cuando la relación laboral ya no es beneficiosa para ninguna de las partes, y las perspectivas para revivirla son débiles, puede ser hora de dejarlo.

¿Se alinea su trabajo/empleador con sus valores e intereses?

Cuando experimenta una sensación de que sus valores e intereses encajan con los valores y necesidades de su organización, es más probable que encuentre significado y propósito en su trabajo. Cuando no encajan, por otro lado, es probable que no reciba el soporte que necesita para un buen rendimiento y el éxito de su carrera sufre. Los valores de mi empleador revelados por el comportamiento gerencial y las prácticas de toma de decisiones chocaron con mis compromisos básicos con la autenticidad, la autonomía, con marcar una diferencia positiva y facilitar la prosperidad en el trabajo. Si bien había pequeñas formas en las que podía crear valor, ayudar a los demás y disfrutar de momentos de satisfacción, en general el panorama parecía sombrío. Pensé que, en lugar de tratar de cultivar un jardín en el desierto, sería mejor buscar tierra fértil en otro lugar para cultivar los frutos a los que anhelaba dar vida.

¿Cómo se ve su futuro en su trabajo/organización?

Reduzca la escala y adopte una perspectiva a largo plazo para evaluar si ha llegado a una parte difícil a corto plazo o a una bajada a largo plazo. ¿Se reconoce en los miembros superiores de la organización? ¿Le dan una visión optimista de su futuro? La posibilidad de vivir la realidad que vivían algunos de mis compañeros más antiguos me llenó de temor. El hecho de que algunos compañeros de alto nivel se vieron claramente reducidos por su empleo, frecuentemente enfermos y consistentemente negativos, hizo que sonarán las alarmas para mí. Sabía que no quería terminar así. Las oportunidades de expandirme a nuevas áreas y desarrollar habilidades que esperaba construir parecían escasas. Mi futuro en la organización era de estancamiento.

¿Qué le está costando el desgaste profesional? El desgaste puede afectar seriamente su salud, rendimiento, perspectivas de carrera, bienestar psicológico y relaciones.

¿Qué le está costando el desgaste profesional?

El desgaste puede afectar seriamente su salud, rendimiento, perspectivas de carrera, bienestar psicológico y relaciones. En mi caso, las emociones negativas que traía a casa dañaban mi matrimonio y mis relaciones familiares, así como mi tranquilidad. Sentada en la oficina de un consejero de relaciones y escuchar a mi marido, siempre solidario, decir: “No me queda más empatía para ti”, aclaró los costes del desgaste profesional en mí y en mi familia. Si no está seguro del impacto que el desgaste profesional puede tener sobre usted, intente preguntarle a su pareja, a sus familiares y a los amigos cercanos qué piensan.

Es posible que no pueda irse hoy. Pero tal vez hoy sea el día en el que empiece a sentar las bases, empiece a acumular ahorros, actualice su currículum vítae, comuníquese con los contactos de su red, haga correr la voz de que le gustaría un nuevo trabajo, consiga un coach o inscríbase en un curso por Internet.

 

Después de considerar estas preguntas, si llega a la conclusión de que dejar su trabajo u organización es la medida correcta para usted, ya ha dado vuelta la esquina. Es posible que no pueda irse hoy. Pero tal vez hoy sea el día en el que empiece a sentar las bases, empiece a acumular ahorros, actualice su currículum vítae, comuníquese con los contactos de su red, haga correr la voz de que le gustaría un nuevo trabajo, consiga un coach o inscríbase en un curso por Internet. El viaje de regreso a la prosperidad comienza con acciones como estas. En mi caso, comencé a hacer cola, recibí una certificación como coach y negocié un poco de apoyo de capacitación adicional como parte de un acuerdo de separación con mi empleador. Construí una cartera de actividades de trabajo satisfactorias en una carrera sostenible que amo. Estoy convencida de que, si el trabajo significativo y gratificante es importante para usted y si se compromete a lograrlo, es más probable que disfrute de su derecho a un trabajo enriquecedor.

Monique Valcour
Es coach ejecutiva, oradora principal y profesora de gestión. Ella ayuda a los clientes a crear y mantener empleos, carreras, lugares de trabajo y vidas satisfactorias y de alto rendimiento. Sígala en Twitter @moniquevalcour.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here