SHARE

(TALENTO – CLAVES – PERSONAS) ¿Saben las empresas atraer el auténtico talento, y sobre todo, saben cómo conservarlo?

Lo mágico de una empresa comienza por lo más imprevisible de todo: las personas. Es lo que englobamos en ese término tan de moda en las grandes y pequeñas corporaciones: el talento.

Sin embargo, y como toda ‘clave’ que puede llevar a una compañía al éxito, también existe una responsabilidad y un arma de doble filo, planteándose la siguiente pregunta: ¿saben las empresas atraer el auténtico talento, y sobre todo, saben cómo conservarlo?

Tener la lupa puesta en buscar a los profesionales ‘perfectos’ para tu empresa va de la mano con desarrollar herramientas internas para cuidar al trabajador, motivarlo y darle los recursos para que desarrolle todas sus aptitudes y vea una proyección en la compañía.

El primer paso para encontrar trabajadores que se adecuen a tu corporación es explicarles las habilidades y valores que encajan con la marca y cuáles no. Si dejas esto claro desde un principio, el talento adecuado llamará a tu puerta.

 

Las siete claves para retener el talento

1. Cuida y mima la imagen de tu compañía: El talento llega cuando tu marca tiene una imagen positiva, de ahí las personas comenzarán no sólo a interesarse sino a acercarse para trabajar en tu compañía.

2. Define bien a tu empresa: El primer paso para encontrar trabajadores que se adecuen a tu corporación es explicarles las habilidades y valores que encajan con la marca y cuáles no. Si dejas esto claro desde un principio, el talento adecuado llamará a tu puerta.

3. El alimento del continuo aprendizaje: Cuando nos planteamos contratar a un nuevo empleado hay que contar no sólo con sus ‘aptitudes’ iniciales, sino con aquellas que puede adquirir si se incorpora a la compañía. Es decir, un intercambio de dar y recibir para que esa relación empleado-empresa sea equilibrada y lo más rica posible.

4. El secreto que da la flexibilidad: Trabajar no sólo se concentra en sueldo, ya que ofrecer flexibilidad para desarrollarse en el terreno profesional puede ser un secreto para crear un puesto de trabajo atractivo que permita al trabajador encontrar un equilibrio con su vida personal.

5. Desarrollo y liderazgo: Los empleados deben sentir que sus propuestas son escuchadas y atendidas, al tiempo que la propia organización es capaz de rediseñar su plantilla, mover puestos o dotar de nuevas responsabilidades a los empleados, para adecuarse a la necesaria evolución de sus propios trabajadores.

6. Sueldos competitivos: Que la remuneración debe ir de la mano del talento no es ningún secreto, ya que si tus trabajadores creen que no se le está valorando lo suficiente, es posible que se marchen a otra compañía que esté dispuesta a pagar más, perdiendo así talento.

7. Mima a tus empleados: Si consideras que has conseguido una plantilla de trabajo talentosa que puede llevar a tu compañía a lo más alto, hay que afinar el oído y escuchar necesidades y propuestas para, por un lado, alcanzar un punto intermedio de satisfacción entre la empresa y los trabajadores y, por otro, retener el talento de tu organización.

No son los secretos que pueden llevar a cualquiera al éxito, pero sin duda es un comienzo, para entender que el valor y riqueza de tu empresa comienza por las personas, y que interiorizarlo en tu política es el comienzo para construir todo lo demás.

(La entrada Esa palabra que se llama ‘Talento’ aparece primero en Ángel Bonet).

ESTE ARTíCULO TE PUEDE INTERESAR

El desafío de retener el talento millennial

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here