SHARE

(INGRESOS – EMPRENDER – ÉXITO) Lo ideal sería tener en tu cuenta un año de salario ahorrado para poder dejar todo y emprender. Sin embargo, no siempre es un escenario real para los emprendedores. Hay gastos inevitables que no te permitirán darte el lujo de renunciar a tu empleo y dedicarte de lleno a tu negocio.

Por Jürgen Klarić, Profesor, Director de cine, Autor de dos Bestsellers, influenciador positivo, conferencista, investigador de la conducta humana y empresario social.

Pero no todo son malas noticias. Sí se puede combinar el emprendimiento con un empleo fijo de tiempo completo. Acá te dejo algunos consejos para lograr la ecuación con excelentes resultados:

1.- Agradece por tu trabajo

No veas tu empleo como un impedimento. Es el que te sostiene económicamente y está preparando el camino para tu futuro negocio. Disfruta de la entrada fija de ingresos que recibes y adminístrala bien. Cuando tus ahorros te permitan emprender, verás que los inversionistas aprecian que un emprendedor comience su proyecto con su propio dinero.

2.- Planea cada día

No es una buena idea trabajar sin descanso. Es mejor elaborar un plan con metas y distribuir en el calendario las tareas para alcanzarlas. Establece fechas límite en tu agenda y elimina distracciones. Evalúa cuánto de lo que haces al día es indispensabley si tu rutina podría cambiar. Tal vez puedas levantarte más temprano o reducir el tiempo que dedicas a cierta actividad fuera del trabajo.

3.- Optimiza tu tiempo

Saca el mejor provecho de todos tus recursos. Calcula cuántas horas por semana requiere tu empleo y planea lo que harás con las que quedan libres. No las satures de trabajo. Parte de tu eficiencia responderá al descanso que tengas para recargar energías. También el ejercicio es parte de una rutina saludable para mantener tu mente despierta.

 

Parte del éxito de un buen emprendedor está en saber aprovechar al máximo lo que está en sus manos. Aprende a administrar tus recursos. No te detengas por lo mucho o poco que tienes. No saltes al vacío: prepárate antes de emprender.

 

4.- Busca motivación en tu trabajo
El tiempo que dedicas ahora a tu empleo es una inversión para tu negocio. Inclusive el tiempo que te toma trasladarte de tu casa a tu trabajo y de regreso puedes usarlo para afinar ideas. Acostúmbrate a hacer las cosas de la mejor manera posible. Ve este trabajo como un trampolín para impulsarte y saltar hacia tu emprendimiento.
5.- Considera otras opciones de ingreso
También es válido buscar opciones para hacer crecer tu billetera. No te desesperes si lo ahorros no se multiplican a la velocidad que esperas. Si te encuentras cerca de tu meta y crees que es tiempo de iniciar tu negocio, busca un empleo de medio tiempo que te siga asegurando un ingreso. Inclusive puedes vender algo o sacrificar por un rato las salidas al cine.
6.- No le temas a la subcontratación
Si no te das abasto con las responsabilidades para que tu negocio marche, no sientas miedo de contratar a alguien. Busca en tus contactos y fíjate bien a quién podrías delegarle parte de las tareas. Por supuesto, debes ser sincero en lo que podrás pagarle al inicio. Permítete confiar en otros y deja que te hagan menos pesada la carga.

Parte del éxito de un buen emprendedor está en saber aprovechar al máximo lo que está en sus manos. Aprende a administrar tus recursos. No te detengas por lo mucho o poco que tienes. No saltes al vacío: prepárate antes de emprender.

ESTE ARTÍCULO TE PUEDE INTERESAR

¿Tienes pensado dejar tu trabajo para emprender?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here