SHARE

Acercarse a posibles inversores de riesgo que ayuden para hacer crecer el negocio debe considerarse seriamente desde el primer día, incluso cuando la posibilidad de recibir capital todavía parece lejana.
Por Tomas Franceschin

Uno de los grandes desafíos para cualquier emprendedor es lograr que su startup o proyecto adquiera visibilidad. De poco sirve contar con un gran producto que resuelva el mayor problema de una industria si éste no logra trascender y hacerse conocido entre sus potenciales clientes.

Pero adquirir clientes no es el único motivo para comunicar un emprendimiento. Otras razones valiosas como hacerse un nombre en la industria o acercarse a posibles inversores de riesgo que ayuden, con su capital y experiencia, para hacer crecer el negocio debe considerarse seriamente desde el primer día, incluso cuando la posibilidad de recibir capital todavía parece lejana.

Existen distintos canales de comunicación que permiten cumplir diferentes objetivos. Así como tanto la publicidad tradicional como la online resultan excelentes canales para comunicar productos B2C e, incluso B2B, las redes sociales como Facebook y Twitter se han convertido en excelentes canales de adquisición y fidelización de nuevos clientes. Pero eso no significa que resulten adecuadas para llegar a nuevos inversores. Sin embargo, existen otros canales más específicos que hacen de la tarea de conseguir una inversión y contactarse con otros jugadores en la industria una tarea más sencilla, hoy revisaremos las cinco más importantes.

Angel List

Angel List es, a todas luces, la red social por excelencia para cualquier emprendedor. De manera muy simple, este sitio permite crear un perfil donde se detalla información sobre cada startup, sus productos y sus fundadores, así como sus advisors, board members e inversores, cada uno de los cuales tiene un perfil personal.

Así como en otras redes sociales, se puede seguir a distintas personas, emprendimientos y hasta incubadoras, además de publicar pequeños posts personales similares a un tweet. En caso de abrir una ronda de inversión, es decir, de comenzar a buscar capital, Angel List permite publicar detalles de la misma y buscar inversores en un listado y contactarlos, además de seguirlos y ver su actividad. Además, se le puede pedir a otro usuario una presentación, de forma tal de llegar con ciertas credenciales.

Es una buena práctica conseguir una cierta tracción en este sitio, lo cual se logra sumando seguidores entre conocidos. Los startups que reciben más visitas, comentarios y nuevos seguidores se incorporan a una lista de tendencias, donde adquieren gran visibilidad.

Lo más interesante de esta red social, sin embargo, es la posibilidad de seguir a cualquier inversor, ejecutivo o emprendedor y ver, casi en tiempo real, en que proyectos están invirtiendo y con quienes se están conectando. Además de tratarse de una función muy útil para verificar el background y la idoneidad de un potencial inversor, es una buena forma para saber que productos están más calientes en el mercado, y en que rubros hay verdaderas oportunidades.
Si hubiera que elegir una sola red social para llegar a inversores Angel List es, sin lugar a dudas, la elección correcta.

CrunchBase

Si bien no se trata estrictamente de una red social en la que uno es capaz de interactuar con otros usuarios, CrunchBase es un sitio fundamental para cualquier startup.

Allí, tanto compañías tecnológicas de todos los tamaños como fondos de inversión, incubadoras y aceleradoras de negocios se encuentran listadas en una guía que, en un perfil individual para cada una de ellas, ofrece información acerca de cada organización, sus integrantes, su ubicación, sus productos y la cantidad de dinero recibido en inversiones a lo largo del tiempo. Además, toda esta información se encuentra respaldada por notas de prensa y en blogs, con lo que se puede hacer un seguimiento de la historia de cada compañía o fondo de inversión y la difusión que cada uno obtuvo. Es por todo esto que este sitio es ideal tanto para ganar visibilidad como para obtener información acerca de otros emprendedores o inversores, y sobre la mejor forma para contactarlos.

A través de una interfaz muy simple, CrunchBase permite que cualquier emprendedor cree el perfil de su startup en cuestión de minutos, y dado que se ha convertido en un sitio de referencia tanto para periodistas como para inversores y otros emprendedores alrededor del mundo, vale la pena tomarse el tiempo de suscribirse y darse de alta. Afortunadamente, gracias a un acuerdo firmado hace algunas semanas, los perfiles de CrunchBase y Angel List pueden sincronizarse presionando un solo botón, con lo que el trabajo se reduce a la mitad.

Linkedin

LinkedIn es, sin lugar a dudas, la red social por excelencia a la hora de generar contactos profesionales. Si bien su función, a la hora de contactar inversores, no es tan lineal y sencilla como en los casos anteriores, este sitio permite construir una red de relaciones dentro de la propia industria que permitirá, llegado el momento, validar la propia trayectoria, y acercarse lo suficiente a las personas justas a las que se desea conocer. Existe también la opción de contratar un perfil premium, a través del cual se pueden enviar mensajes directos a personas que no se encuentran entre los propios contactos, con lo cual se puede garantizar la llegada a la persona justa a través de un medio poco invasivo y estrictamente ligado a lo profesional.

A través de un sistema de “grados de separación” LinkedIn permite saber a qué distancia una persona se encuentra de cualquier otro usuario, y si existe algún contacto en común que pueda realizar una presentación.

Además, permite crear un perfil profesional completo, y crear perfiles específicos para empresas de todo tipo y tamaño, los cuales pueden acumular seguidores y publicar actualizaciones en un formato parecido – aunque bastante menos vistoso – que otras redes sociales como Facebook.

Contar con un perfil activo donde se publican novedades, o aunque sea donde se replique el feed de Twitter, es una buena estrategia para cualquier emprendimiento que desee permanecer activo y ganar nuevos seguidores. Por otra parte, siempre es recomendable sumarse a grupos relacionados con la propia industria y participar activamente en ellos, ese es un excelente ámbito donde conocer a otros emprendedores de la misma industria y a inversores en busca de información.

Quora

Quora es una de las redes sociales más interesantes en la red. Allí, el objetivo principal es hacer y responder preguntas de cualquier tipo. Usuarios de toda clase pueden, una vez suscriptos, realizar o responder a cualquier pregunta realizada por otro miembro de la comunidad, leer las respuestas a otras preguntas y votar tanto positiva como negativamente a cada una de ellas. Además, como en otras redes sociales, es posible seguir a otros usuarios y recomendarles preguntas y respuestas.

El uso de Quora a la hora de conseguir una inversión no es directo. Por el contrario, este sitio – muy popular en el ecosistema emprendedor – permite generar una gran visibilidad y crear una reputación alrededor del propio startup, pero en especial de cada persona. Responder honestamente y sin un espíritu comercial las preguntas realizadas por otros usuarios y que tienen una relación con el propio emprendimiento es una buena práctica que generará visitas y permitirá atraer la atención tanto de colegas como de inversores y periodistas, un público que recurre frecuentemente a la red social buscando información acerca de los distintos mercados e industrias.

Twitter

La última red social a tener en cuenta a la hora de atraer nuevos inversores es Twitter. A diferencia de los casos anteriores, la clave en este sitio no es tanto generar contenido e interactuar con la comunidad como conocer al inversor potencial.

Twitter, con su permanente bombardeo de nuevos mensajes, permite entender cuáles son los intereses de aquellos inversores de riesgo a los que se quiere llegar. Si esa persona comenta frecuentemente los avances de la industria móvil, entonces se puede inferir que esa es una de sus áreas de interés o que se encuentra buscando nuevas inversiones en esa industria.

Además, esta red social es de gran ayuda para empezar a construir una relación con esos inversores. Retuitear un mensaje interesante, responder a alguna duda con un comentario pensado, mencionarlo cuando ocurre algo destacable o recomendarle una nota que tenga que ver con sus intereses pueden ser buenas prácticas para entrar en el radar de esa persona. No es bueno lanzarse al vacío y empezar a mencionar a cada inversor en el mundo con novedades del propio emprendimiento. En cambio el camino de la sutileza siempre es más seguro y llevará a mejores resultados.

Por último, Twitter es una buena herramienta para descubrir cómo es la red de contactos de ese inversor, es decir, con quienes interactúa más frecuentemente y con quiénes conversa. Eso permitirá, llegado el momento de contactarlo, identificar si se cuenta con personas en común que puedan hacer un contacto.