SHARE

Los jóvenes y no tan jóvenes están dejando de lado la televisión que ya viene programada, con sus contenidos prefijados y establecidos en un horario para dejar paso al vídeo bajo demanda y a los contenidos online sin restricción de horario.
En un informe publicado por Forrester, en el que han tomado como muestra a 4.709 personas de Estados Unidos, han visto que sólo el 46% de esta muestra, situada entre los 18 y los 88 años, ve alguna vez al mes la televisión programada. Estos datos se explican debido al auge de plataformas como Netflix y plataformas de vídeo bajo demanda, programación que se descarga y se ve cuando queramos.

Si separamos a los millennials, comprendidos entre los 18 y los 34, y los usuarios de 35 a 58 años, el 55% de los millennials ve la televisión programada durante más de 4 horas a la semana, aunque la televisión online se está acercando mucho a estas cifras. Al mismo tiempo los mayores de 35 años todavía prefieren ver los contenidos en televisión programada, con un 73% de los encuestados viendo este tipo de programación durante 4 horas o más a la semana.

Pero la televisión online tiene un punto a favor, y es que podemos ver los contenidos en cualquier dispositivo y, además, podemos ver contenidos que ya no se emiten en televisión, como temporadas pasadas de series que queremos ver o capítulos que nos hemos perdido en su día.