SHARE

El HSBC fue acusado de ayudar a miles de clientes ricos en todo el mundo, incluso América Latina, a eludir el pago de tributos.
HSBC, el banco de servicios financieros multinacionales con sede en Reino Unido, “ayudó” a sus clientes ricos a evadir millones de dólares en impuestos a través de su filial en Suiza, según una investigación realizada por varios medios de comunicación internacionales y que publica la BBC.

La indagación, en la cual tomó parte el programa Panorama de la BBC, muestra cómo los banqueros de la institución ofrecieron a sus clientes acuerdos para que los evasores estuvieran un paso adelante de la ley.

Las revelaciones se basan en los datos robados en 2007 por el experto en computación Hervé Falciani, quien trabaja en la sede deHSBC en Ginebra, Suiza.

Esos documentos contienen los detalles de más de 100.000 clientes en todo el mundo, incluyendo América Latina, y los datos fueron pasados a las autoridades en Francia.

El banco enfrenta ahora una investigación criminal en Estados Unidos, Francia, Bélgica y Argentina. Sin embargo, en Reino Unido, donde la entidad tiene su casa matriz, no se ha tomado acción legal en su contra.

HSBC admitió que algunos individuos aprovecharon el secreto bancario para tener cuentas no declaradas. Pero aseguró que ahora todo eso ha “cambiado fundamentalmente”. Y añadió que, ante las nuevas revelaciones, está colaborando con las autoridades.
ASISTENCIA ACTIVA

Tener cuentas en el exterior no es ilegal en muchas partes del mundo; no obstante, numerosas personas las utilizan para esconder dinero de las autoridades impositivas de sus países.

Y mientras buscar maneras legales de pagar menos tributos está perfectamente permitido, esconder dinero para evadir impuestos no lo es.
Según las acusaciones, HSBC no solamente hizo la vista gorda en cuanto a los evasores, sino que en algunos casos violó la ley al ayudar activamente a sus clientes, señala el artículo de la BBC.

Cuando nuevas leyes fueron introducidas en Europa en 2005 para que los bancos suizos recaudaran impuestos de cuentas no declaradas y se los pasaran a los respectivos fiscos, en lugar de cobrar esas sumas HSBC les escribió a sus clientes y les ofreció maneras de eludir los nuevos tributos, según la investigación.

En uno de los casos citados en Panorama de la BBC, el banco le entregó a una familia adinerada una tarjeta de crédito en el exterior para que pudiera sacar su dinero no declarado de cajeros automáticos fuera de Reino Unido.
MERCADERES, TRAFICANTES Y DICTADORES

Entre los supuestos beneficiados de este sistema se incluyen políticos, empresarios, estrellas deportivas, celebridades, así como criminales y traficantes, dice la investigación.

El Consorcio Internacional de Reporteros Investigadores (ICIJ, por sus siglas en inglés) obtuvo los documentos filtrados por el experto en tecnología Hervé Falciani a través del diario francés Le Monde, y estos fueron compartidos con 45 organizaciones periodísticas en todo el mundo.

ICIJ denunció que el banco sacó provecho de negociar con “mercaderes de armas…, asistentes de dictadores tercermundistas, traficantes de diamantes de sangre y otros delincuentes internacionales”.

Según los analistas, estas revelaciones seguramente multiplicarán los llamados para se controlen más los sofisticados sistemas que tienen los millonarios y las empresas multinacionales para evadir impuestos.

Tras los recientes informes, hubo pedidos para que Suiza investigue se instó a una investigación suiza contra el banco que ya enfrenta investigaciones criminales en varios países, incluyendo Argentina.

A fines de noviembre de 2014, el fisco argentino denunció a la filial local de HSBC por ayudar supuestamente a 4.040 contribuyentes argentinos a evadir impuestos en Suiza.

La información fue obtenida por el gobierno argentino gracias a un acuerdo de colaboración con Francia.

El jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) argentina, Ricardo Echegaray, dijo en aquel momento que entre los sospechosos de evadir impuestos había “personalidades de renombre”, pero no reveló las identidades.